• Regístrate
Estás leyendo: Mi padre, Kelly y Macedonia
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 18:37 Hoy

Desde mi rincón

Mi padre, Kelly y Macedonia

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

Con el regreso exitoso del astronauta norteamericano Scott Kelly y el cosmonauta ruso Mikhail Kornienko, después de permanecer 340 días en la Estación Espacial Internacional (ISS en inglés), concluye una etapa en el proyecto humano de emigrar a otros planetas.

En 1975, se dio por terminada la llamada “carrera espacial” entre rusos y norteamericanos, al comprender las partes que la magnitud del proyecto de exploración espacial rebasaba las fronteras geopolíticas terrestres, por lo que en la construcción y lanzamiento de la ISS en 1998, participaron Estados Unidos, Rusia, Canadá, Japón, Bélgica, Brasil, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Holanda, Noruega, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido.

Solo 2 sanitarios son suficientes para los 120,000 millones de dólares y 450 toneladas de ingeniería, que acomodadas en 73x108x20 metros, viajan orbitando la tierra cada hora y media a 7.7 km/seg.

Entre otros, un objetivo importante es el de estudiar la forma como la permanencia en el espacio afecta al cuerpo y a la mente, además de intentar medir el ritmo con el que transcurre el tiempo a diferentes potenciales gravitatorios, teoría planteada por Einstein en su “paradoja de los gemelos”, que proponía que un gemelo que viajara por el espacio, envejecería menos que otro que permaneciera en la tierra, dándose la paradoja de qué, por la velocidad de la tierra, el que permaneciera en ella sería el que envejeciera menos. Lo peculiar es que Kelly tiene un hermano gemelo también astronauta.

Seguramente en los próximos meses, los estudios aportarán datos que permitan planear mayores períodos del hombre en el espacio, hasta llegar algún día a lo que hoy suena imposible, la colonización de otros planetas; idea que si bien habla del inquieto espíritu humano, me hace recordar una frase que alguna vez escuche decir a mi padre: “Y el hombre quiere conquistar las estrellas, dejando atrás su propio mundo en formación.”

La afición fotográfica de Kelly nos regaló fotos maravillosas de la tierra, me pregunto si en la de Macedonia, se pueden ver los gases lacrimógenos con los que se rechazó a quienes huyen de la muerte en Irak y Siria.

lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.