• Regístrate
Estás leyendo: Daños colaterales
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 05:58 Hoy

Desde mi rincón

Daños colaterales

Luis Augusto Montfort García

Publicidad
Publicidad

Por los años del conflicto de Viet Nam 1955-1975, en los reportes castrenses se usaba la frase que encabeza estas líneas para significar el daño accidental o sin intención, causado durante una acción militar a personas, instalaciones o propiedades que no eran el objetivo del ataque. Con el paso del tiempo y de las guerras, que al parecer nunca se acabarán, la expresión se popularizó, de tal modo que hoy puede aplicarse a toda situación en la que un determinado problema genera consecuencias dañinas inesperadas.

En nuestro país, cotidianamente somos testigos y víctimas de la conducta deshonesta no solo de funcionarios públicos y privados de toda clase y nivel, sino también de otros actores sociales que tradicionalmente eran sujetos confiables, tales como sacerdotes, maestros o médicos.

Esta crisis generalizada de honestidad, en la que implícitamente quedan enmarcadas la corrupción, la impunidad, la inseguridad y algunas otras calamidades, ha generado un daño colateral enorme: La desconfianza.

En toda sociedad humana, desde la de pareja hasta la de comunidad, la confianza es un factor primordial para la sobrevivencia de quienes la integran. Confiar en algo o en alguien, significa creer en su capacidad e intención de actuar de una determinada manera en una determinada situación. Si hay incongruencia entre lo que se nos dice y lo que presenciamos, aparece la duda y si la incongruencia se repite una y otra vez hasta la nausea como en México, surge la desconfianza que resquebraja la estructura social y merma la capacidad de trabajar en conjunto.

Ante la adversidad se requiere la presencia de un guía cuyo liderazgo no se fundamente en un atractivo físico o en un despliegue mediático, tampoco en el poder que da el uso de la fuerza para imponer su voluntad, sino en la autoridad legitimada por la capacidad y la congruencia comprobadas. Ante la necesidad de unidad de los mexicanos en estos momentos, esperemos que la crisis de honestidad no haya generado daños colaterales.


lamontfort@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.