• Regístrate
Estás leyendo: Transición tersa y ordenada
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 23:34 Hoy

Mundo Industrial

Transición tersa y ordenada

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

Los anhelos de un pueblo se manifiestan de muy diversas formas: a través del arte, ya sea con canciones, pinturas, grafitis, poema, etc. Del deporte, en cualquiera de sus modalidades, o también a través de protestas, marchas, bloqueos, etc. Pero todas esas expresiones tienen un denominador común: llevan implícitas las expectativas de un cambio de fondo con respecto a las inquietudes que puede tener toda la sociedad.

En el aspecto cívico, la expresión más clara de la ciudadanía son las elecciones; ese momento fugaz, en donde cada individuo se presenta ante su propia conciencia, con una boleta y un crayón en la mano, para escoger quién debe (a su criterio) gobernar o dirigir los destinos de su país, de su estado o de su ciudad; y de igual forma, quien será la voz que lo represente ante el Congreso, ya sea Federal o Estatal.

Esta manifestación va acompañada, de manera implícita, de grandes expectativas, particularmente cuando se vincula a un cambio motivado por el hartazgo de la sociedad (recordemos las elecciones de julio del 2000) que con entusiasmo sale a manifestar su voluntad, y con el gran anhelo que esa voluntad se convierta en el cambio de rumbo y resultados esperados.

La manifestación de los tamaulipecos en las pasadas elecciones fue más que contundente con respecto a lo que quieren que sea el destino de su Estado y sus municipios, y las expectativas de buenos resultados son más que evidentes y urgentes.

De ahí que el desempeño del hoy gobernador electo Francisco Javier García Cabeza de Vaca estará sometido a un escrutinio enorme por parte de la sociedad que se volcó en las urnas exigiendo un cambio radical en el rumbo que se lleva.

Y en este tenor, es imprescindible resaltar la importancia, hoy más que nunca, de la participación activa de la sociedad; es imposible para un gobernante el alcanzar buenos resultados si no cuenta con el respaldo total de la ciudadanía, y ese respaldo es automático cuando los ciudadanos acompañamos esos esfuerzos.

Las decisiones que se tomen de aquí al inicio de la administración van a ser muestra clara de lo que podemos esperar en los siguientes seis años; lo que hemos observado en este lapso previo, es una actitud profesional, mesurada e incluyente por parte del gobernador electo y su equipo cercano. La apertura que están mostrando tanto la administración actual, como la que empezará en octubre 1 hablan de una transición tersa y ordenada, situación que no se ve en otros estados.

Esto ya es una buena noticia para los tamaulipecos, que esperamos ver cómo con unidad, visión de largo plazo, un enorme esfuerzo y liderazgo, se puede construir el gran Estado que todos anhelamos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.