• Regístrate
Estás leyendo: Teléfono celular y volante, combinación letal
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 05:31 Hoy

Mundo Industrial

Teléfono celular y volante, combinación letal

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

En el transcurso de la semana, manejando camino a la oficina, fuimos testigos de algo cotidiano, que estuvo a punto de convertirse en un accidente.

Transitaba de norte a sur por la principal avenida de la ciudad, y observé un vehículo a mi derecha, en el carril central (arteria de tres carriles). Se trataba de un automóvil compacto que invadía por momentos mi carril y en otros, el carril más cercano a la banqueta. Al acercarme un poco, pude observar que la persona que conducía ese vehículo iba escribiendo en el celular al mismo que manejaba.

Después de un semáforo, este conductor invadió un poco más el carril a su derecha, y un taxi tuvo que frenar para evitar ser golpeado, tocando frenéticamente el claxon, lo que a su vez provocó que el auto compacto invadiera mi carril y a punto estuvo de impactar mi vehículo; se pudo evitar gracias a la baja velocidad que derivado del tráfico llevábamos todos.

El incidente me motivó a observar durante los siguientes tres días cuántas personas manejando y usando su celular podía encontrar; el resultado fue abrumador: de cada 10 vehículos que conté cada día, en seis de ellos el conductor iba hablando con el celular en la mano o escribiendo textos.

Fui a checar estadísticas de accidentes provocados por esta peligrosísima costumbre, y desafortunadamente no encontré en México tantos datos como en Estados Unidos o en Europa.

En un artículo de Milenio del 25 de febrero 2017, Francisco Mejía muestra datos de la Organización Panamericana de la Salud, en el sentido de que las muertes por accidentes de tránsito en México rebasan ya las 24 mil por año y van en aumento, así como el dato de que textear mientras se conduce ha desplazado los accidentes provocados por alcohol.

En Estados Unidos el CDC (Center for Disease Control) publica que DIARIAMENTE mueren nueve personas y 1 mil más resultan heridas, producto de manejar con distracciones.

Para poner en contexto lo anterior, una persona en un auto a 80 km/h que distrae su vista por cinco segundos al enviar o leer un mensaje de texto en el celular, recorre 100 metros en ese lapso.

Esto aunado a la falta de costumbre de utilizar el cinturón de seguridad, exponencia el riesgo de fatalidades en caso de accidente.

Generemos conciencia en nosotros mismos y en nuestros entornos; evitemos utilizar el celular manejando, y hagamos costumbre el utilizar el cinturón de seguridad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.