• Regístrate
Estás leyendo: Sobrevive quien responde mejor a los cambios
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 07:28 Hoy

Mundo Industrial

Sobrevive quien responde mejor a los cambios

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

Una vez más encontramos un artículo muy interesante en Singularity Hub, escrito por Vanessa Bates, y que resume algunos elementos de una charla impartida por el líder de transformación digital en Deloitte, Geoff Tuff en Boston, Mass.

El ritmo al que actualmente están cambiando los negocios y la forma de hacer negocios, nos ha obligado a reaccionar y a crear nuevos modelos de innovación y crecimiento.

Lo que se ha estado descubriendo, es que estos modelos que se han utilizado en los últimos cinco años, no necesariamente están dando los resultados que originalmente se esperaban.

Se habló de una regla dorada con respecto a los radios en los que se debe distribuir los recursos para lograr la innovación y mantenerse competitivos; y al respecto se recomendaba el utilizar el 70% de los recursos para innovar las áreas dentro de la actividad clave del negocio, 20% al área aledaña a esa actividad, clave y un 10% al espacio de transformación, lo que implica descubrir las necesidades clave de los nuevos clientes.

Nuevos estudios están dando a conocer resultados verdaderamente sorprendentes, en el sentido de que las empresas que utilizaron esos radios a la inversa (70% al espacio de transformación y necesidades de los nuevos clientes).

Es por ello que el Sr. Tuff recomienda dividir nuestros negocios entre las oportunidades conocidas, sobre las que podemos planear y obtener resultados seguros, y las oportunidades que no conocemos y que hay que descubrir y desarrollar.

Para lograrlo nos hace varias recomendaciones:

1.Enfocar nuestros esfuerzos de innovación, considerando el comportamiento humano, antes que nada. Se ha descubierto que, sin un verdadero cambio de actitud por parte de las personas, no se pueden alcanzar resultados positivos y mejora en la eficiencia.

Escoger primero la tecnología a usar; sin estar seguros que el personal a cargo esté convencido de usar dicha tecnología, hará que la curva sea toda una pesadilla. Los seres humanos somos criaturas de hábitos, y hacer cambios a gran escala no es una tarea sencilla.

2.Proponga diferentes resultados, dentro de las operaciones actuales; por ejemplo, evitar que el personal lleve a cabo maniobras muy demandantes físicamente, sin quitarlos del proceso completamente. En lugar de utilizar un robot que sustituya al trabajador, utilizar un “Cobot” (robot cooperativo) que asista al trabajador en esa tarea pesada.

3.Proponer cambios en el resultado tomando en cuenta a los clientes intermedios; por ejemplo, encontrar nuevas formas de integrar servicios y aplicaciones periféricas alrededor de nuestro principal producto de venta.

4.Proponer cambios también para el usuario final; esto se logra a través de empoderar a los operadores (que están en contacto directo con el usuario final) dándoles herramientas tecnológicas para optimizar la eficiencia en la atención a dichos clientes.

Concluye diciendo que estas palabras verdaderamente aplican a la forma de hacer negocios en el siglo 21: “No es la especie de los más fuertes la que logra sobrevivir, ni la más inteligente, sino aquella que responda mejor a los cambios”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.