• Regístrate
Estás leyendo: La vulnerabilidad de las estructuras de prevención del terrorismo
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 02:03 Hoy

Mundo Industrial

La vulnerabilidad de las estructuras de prevención del terrorismo

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

Los lamentables acontecimientos del fin de semana en París, confirman el estatus de convulsión que se padece en todo el mundo.

No hay forma alguna de siquiera tratar de explicar que puede llevar a un grupo de seres humanos a cometer semejantes actos de barbarie colectiva, simple y sencillamente son hechos que no se deben permitir y que tienen un altísimo grado de dificultad en su prevención.

La facilidad con la que un pequeño grupo de atacantes vulneran toda una ciudad, da muestra de la gran vulnerabilidad de las estructuras encargadas de la prevención del terrorismo.

Lo inverosímil es que ahora sale a la luz el que se tenía información y antecedentes de las actividades ilícitas de por lo menos uno de los atacantes suicidas, que para complicar más el escenario era una persona nacida en Francia y con fuertes vínculos con yihadistas conocidos.

Pero insisto, es inútil buscar una explicación racional a algo que no la tiene, cuando pensamos en sucesos similares en el medio oriente, pareciera una historia cotidiana, pero que sucedan en la Ciudad Luz, meca del turismo europeo, ícono de un país que pondera en su estandarte, la libertad, la igualdad y la fraternidad, aparece todo esto como si fuese el mundo bizarro de los comics del hombre de acero.

No cierran aún las heridas de la matanza del semanario Charlie Hebdo, y ahora un ataque planeado quirúrgicamente y con una frialdad de máquina de guerra.

La violencia siempre va a generar más violencia, por lo que se torna más complicado, el pensar como se puede responder ante un ataque de estos para buscar que no vuelva a ocurrir, la encrucijada de responder con objetividad ante esta barbarie, puede convertirse en una lectura de debilidad y provocar mayores eventos, y de igual manera una respuesta abrumadora, contundente de gran despliegue de fuerza, conlleva una crítica ácida de prepotencia y represión a la que están más que atentos los grupos defensores de “derechos humanos”.

Una vez más nos preguntamos y ¿los derechos de las víctimas inocentes? Personas como nuestras dos compatriotas que departían tranquilamente, en una ciudad aparentemente sin riesgos de este tipo de eventos y todos los que estaban en un concierto de rock, sin jamás pensar que sería su último día de vida derivado de los actos sin razón de extremistas sin razón.

Nuestra solidaridad y oraciones para todas las víctimas y sus familias.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.