• Regístrate
Estás leyendo: Imprescindible, la participación ciudadana
Comparte esta noticia

Mundo Industrial

Imprescindible, la participación ciudadana

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

La gran escalada de violencia que se vive a nivel nacional no es casualidad, y como ciudadanos debemos estar muy atentos y conscientes de las implicaciones.

Con todo el ruido que se ha generado por las campañas electorales, y ante la falta de propuesta por parte de los candidatos, se hace imprescindible una mayor participación ciudadana.

Esta embate que pone en jaque a la administración actual y en general a toda la sociedad, puede desestabilizar de manera significativa a las instituciones que ya de por sí estaban rebasadas.

Escuchamos con gran preocupación el tono de confrontación entre partidos politicos y actores politicos, candidatos que estan haciendo uso de todo lo que está a su alcance para denostar a sus adversarios, y los medios pareciera que están de fiesta celebrando y azuzando los dimes y diretes.

Comentábamos hace poco tiempo lo trascendente de la dimensión de estas elecciones: nunca en la historia de nuestro país tuvimos que elegir a un numero tan grande de funcionarios en los tres niveles, Federal, Estatal y Municipal.

Y aquí es importante reflexionar sobre qué enfoque queremos dar a este hecho inédito: ¿queremos verlo como un gran avance en la democaracia de este país?, ¿o queremos verlo como el parteaguas que nos lleve a dilapidar todo lo que hemos ganado a lo largo de los años?

Si pretendemos continuar avanzando en la transformación de México, necesariamente tenemos que entender el rol protagónico que hoy la sociedad civil debe jugar.

La sociedad civil organizada y participativa es el gran ecualizador y motor del cambio que permita un equilibrio de poderes entre las diferentes instancias de gobierno.

Los intereses grupales y obsesión por la permanecia en el poder están anquilosados en el ADN de todos los políticos actuales y no van a cambiar de la noche a la mañana, trátese del partido que sea, es más fuerte que ellos mismos.

Por eso, la participación ciudadana tiene hoy una gran oportunidad de convertirse en la gran protagonista de un verdadero cambio; un cambio no de ideología política o preferencia partidista, un cambio de rumbo que tenga implícito el interés general sobre el particular.

Que priorice la necesidad colectiva antes de la particular, y que construya las bases para un desarrollo sostenido, basado en la armonía, la paz, la justicia y la igualdad.

Tenemos los ciudadanos que propiciar inmediatamene después de las elecciones, impulsar una cruzada nacional de reconciliación, que nos permita enfocarnos en mejorar el entorno, respetando los intereses particulares de cada sector de la sociedad.

Entendamos que nuestro país es un crisol de una gran diversidad; lo que necesita cada región es totalmente distinto y no puede etiquetarse de manera generalizada.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.