• Regístrate
Estás leyendo: A resolver los excesos ambientales
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 08:21 Hoy

Mundo Industrial

A resolver los excesos ambientales

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

En los últimos años me ha tocado escuchar con más frecuencia la conocida frase de “En mi época no pasaban estas cosas”, y en general esto lo podemos aplicar a muchas de las situaciones a las que desafortunadamente nos estamos acostumbrando. Y ahora en particular quiero referirme al cambio climático: hemos escuchado hasta el cansancio el impacto que está teniendo el calentamiento global en todo el planeta, y a pesar de que es ya realidad contundente, seguimos escuchando voces que insisten en pensar que esto es algo cíclico y que todo retornará a los niveles de “normalidad” de otros años. Los cambios drásticos que se estan presentando se deben principalmente a la gran concentración de dióxido de carbono en nuestra atmósfera, y esto no es debatible, hay más que suficientes evidencias científicas, de igual manera que las hay con relación a las soluciones que ya existen para contener este problema. Es cada vez más frecuente, constatar cómo los patrones de precipitación pluvial están alterados; en regiones en donde llovía con frecuencia, hoy se rompen récords de falta de lluvia y grandes sequías, en otras latitudes la lluvia cae en exceso tal, que provoca inundaciones y pérdidas enormes a la agricultura y a la infraestructura. La frecuencia de esas alteraciones y la severidad de los fenómenos van en aumento y esa tendencia lejos de cambiar, se intensificará. Efectos como el incremento en la temperatura de las aguas en los océanos y el incremento de acidez del agua de mar están provcando daños irreversibles a los arrecifes de coral en todo el mundo, y no olvidemos lo muy importante que son estos elementos en el balance de la cadena alimenticia de las especies marinas y en consecuencia de los seres humanos. De igual manera, se está elevando el nivel del mar derivado del descongelamiento de glaciares en ambos polos, y con ello, una erosión costera que difícilmente vamos a poder mitigar. Las sequías prolongadas están ya alterando los ciclos de la agricultura y la ganadería en todo el mundo. Las acciones que emprendemos para mitigar estos fenómenos son reactivas y no sustentables; por ejemplo: incrementar las cosechas con riego, hacer mayor número de presas para almacenar agua de lluvia. Compramos más aires acondicionados en ciudades donde tradicionalmente no se requerían y calefacción en otras que regularmente eran zonas templadas y ahora presentan extremas temperaturas a la baja. Vamos a experimentar huracanes mucho más violentos y frecuentes respecto de los que conocemos y con ello desafortunadamnete la pérdida de vidas humanas. Existe una gran cantidad de información respecto de lo que podemos hacer colectivamente y de manera masiva para iniciar una tendencia que en el mediano plazo revierta esta inercia. Generemos ya esa conciencia colectiva y resolvamos los excesos ambientales que hemos provocado.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.