• Regístrate
Estás leyendo: A forjar el “Sueño Mexicano”
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 23:18 Hoy

Mundo Industrial

A forjar el “Sueño Mexicano”

Luis Apperti

Publicidad
Publicidad

Hemos seguido con interés la carrera para la nominación de candidatos a la Presidencia de los EUA, nuestro vecino, principal socio comercial y nos guste o no, de quien dependemos en mucho para lograr el bienestar económico y crecimiento de este país.

Analistas europeos que hace un mes consideraban poco menos que imposible que Donald Trump pudiera ganar la nominación del Partido Republicano a la Presidencia, hoy ya están hablando de que no solo tiene posibilidades de ganar la nominación; lo ven ya con posibilidades de ser un rival difícil para el posible candidato del partido demócrata, (que todo indica sería Hillary Clinton).

Los analistas norteamericanos van desde la total incredulidad y la burla, hasta el hecho de confesar que las declaraciones incendiarias de Trump tienen un gran eco entre la población que se siente desplazada e ignorada y de formación extremadamente conservadora y tradicional.

En México estamos optando por la crítica ácida y de reacción, sin entender que la provocación de Trump logra su cometido al buscar responder a ella. Todas esas bravatas y amenazas y discursos sin sentido, deben ser tomadas con la medida aquella de “A palabras necias, oídos sordos”. No merece la pena desgastarse ante planteamientos fantasiosos de pretender que México pague por un muro para “proteger” a los Estados Unidos, como si fuera sencillo obligar a una nación a hacer algo tan absurdo como eso.

Lo que sí vale la pena es entender de fondo la enorme valía de ser un país autosuficiente (que no lo somos) para en la eventualidad de que un actor de carpa alburero y fantoche pudiera llegar a ser presidente de un país tan poderoso, tener la posibilidad de limitar nuestra relaciones comerciales con ese país (ya veríamos cómo en minutos cambia la actitud), y dejarlos a su suerte y libre albedrío.

Solo tenemos que recordar las crisis económicas que se han vivido en México, y que han impactado tan importantemente la economía de la frontera norteamericana, al grado que se llegó a declarar zona de emergencia al Valle de Texas durante los años 1976 y 1982, que por la caída abismal en el tipo de cambio y la restricción de comprar dólares, los comercios y ciudades fronterizas vieron quebrar y cerrar miles de comercios y negocios, así como el desplome del mercado inmobiliario.

Se antoja inteligente, que en vez de preocuparnos por contestar a bravatas y provocaciones, nos pusiéramos a trabajar con una visión de Estado que fortalezca nuestro mercado interno, y que la opción para los millones de mexicanos ilegales que hoy viven allá, vieran como una gran posibilidad, la de un “Sueño Mexicano”; el de un país que les proveyera de amplias oportunidades de bienestar y crecimiento para ellos, sus familias y todos los que vivimos aquí.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.