• Regístrate
Estás leyendo: La política en la renegociación del TLCAN
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 14:52 Hoy

Tercer Grado

La política en la renegociación del TLCAN

Leopoldo Gómez

Publicidad
Publicidad

Si, como se anticipaba, Canadá se hubiese subido al entendimiento entre Estados Unidos y México sobre el TLCAN, el balance político para los negociadores mexicanos habría sido incuestionablemente positivo. El tratado hubiera sobrevivido dejando a Canadá como el eslabón más débil frente a los emplazamientos del presidente Donald Trump.

No fue así. El plazo, supuestamente fatal, establecido por el presidente estadunidense concluyó sin consecuencias y las negociaciones se reiniciarán mañana por tiempo indefinido.

El conflicto entre Trump y Justin Trudeau complica el ambiente para Canadá. Luego de ser acusado de “muy deshonesto y débil”, al mandatario de este país le sería muy costoso mostrar fragilidad, especialmente ante la cercanía de las elecciones en la provincia de Quebec (octubre) y las federales del próximo año.

Además en Canadá hay intereses económicos de enorme peso político que se oponen a las demandas de Trump. Destaca el lobbying de los productores de lácteos, muy influyentes en Quebec, que rechazan integrarse al libre comercio.

En México no vislumbro un grupo de presión con tal ascendiente. Las grandes empresas automotrices se activaron principalmente en Estados Unidos y otros sectores organizados, como el agropecuario, no se movilizaron debido a que sus intereses quedaron salvaguardados.

Sin esa presión y con una opinión pública favorable al TLCAN, tanto para el actual gobierno de México como para el próximo, el clima político de la renegociación ha sido más favorable.

Aun así, mientras Canadá no entre al acuerdo, el saldo político para los negociadores mexicanos podría cambiar. El riesgo es que se extienda la idea de que México cedió demasiado, a diferencia de Canadá que, valiente, sí le puso un alto a Trump.

El mayor peligro, sin embargo, radica en lo que pueda hacer el propio Trump. De prolongarse las negociaciones, sobre todo si es más allá del 1 de diciembre, uno solo de sus tuits, una ofensa en contra de México, podrían cambiar el ánimo público y el balance político para el gobierno.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.