• Regístrate
Estás leyendo: ¡Y que llaman al coyote!
Comparte esta noticia
Martes , 23.10.2018 / 22:47 Hoy

Sí contamos

¡Y que llaman al coyote!

Leonor A. Gómez Barreiro

Publicidad
Publicidad

Que la Universidad Autónoma de Coahuila sirva de apoyo para que la Auditoría Superior del Estado de Coahuila (ASEC) fiscalice la cuenta pública de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial; de los ayuntamientos y de las instituciones que reciben recursos públicos es como “poner al coyote a cuidar a las gallinas”.

¿Por qué? Aquí algunas razones. La universidad no se ha destacado por un manejo claro y transparenteni de sus procesos internos en la selección de puestos claves ni en el manejo financiero, donde ha sido señalada porirregulares.

De acuerdo con el Informe de la Cuenta Pública 2014 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la UAdeC destinó 14 millones de pesos para pagar el salario de 54 empleados que no se encontraban en su lugar de adscripción. En pocas palabras “aviadores”.

La misma institución fue criticada por la opinión pública, debido a sus excesivos incrementos salariales de hasta 175 por ciento en funcionarios de primer nivel. Entre los que destacan el rector Blas José Flores Dávila (el mismo que ahora busca reelegirse) quien recibirá 1 millón 460 mil 926 pesos durante el 2016, con un incremento de 2.5 por ciento con relación al año anterior.

Con respecto a la forma en que la institución responde a la ciudadanía vía solicitudes de información a través del sistema InfoCoahuila, la Universidad no ha dado un ejemplo de una institución ocupada por un ejercicio de rendición de cuentas. Existen casos tan simples como los de ciudadanos que han cuestionado el número de trabajadores y sus salarios, y han obtenido como respuesta la mención de un archivo que no adjuntan o información entregada en formatos ilegibles.

Puede ser que la Auditoría Superior del Estado necesite ayuda porque no se da abasto con tanto trabajo que significa la vigilancia en el manejo financiero de las dependencias gubernamentales del Estado de Coahuila; pero llamar a la menos ejemplar, no es lo más atinado.

La decisión no sumará a la credibilidad y legitimidad que requiere la ASEC para asumir las responsabilidades propias de su deber. Más bien abonará al clima de desconfianza que ya de por sí tiene la ciudadanía con las instituciones. Mala decisión esa de llamar al coyote para cuidar de las gallinas.


Twitter: @nonobarreiro

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.