• Regístrate
Estás leyendo: Sismo: opacidad y violación al derecho a saber
Comparte esta noticia

Sí contamos

Sismo: opacidad y violación al derecho a saber

Leonor A. Gómez Barreiro

Publicidad
Publicidad

Hay cosas que no pueden dejarse en segundo término, menos cuando de por medio está la vida de personas y el patrimonio construido. Luego de casi seis meses de haber ocurrido el sismo del 19 septiembre, surgen inconformidades por la falta de transparencia en los recursos donados por la población para ayudar a los damnificados y el uso del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden). La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal ha solicitado al gobierno transparentar cómo serán distribuidos los donativos económicos recaudados. También organizaciones civiles han demandado información sobre el uso de los recursos, los estudios técnicos realizados a los inmuebles afectados y la creación de un micrositio para facilitar el acceso a la información.

Además sabemos a través de investigaciones periodísticas que algunas tarjetas fueron clonadas y hackeadas para extraer dinero de terminales bancarias utilizadas en tiendas de Veracruz, Jalisco y Quintana Roo. Resulta inadmisible que tengamos redes de corrupción operando en el país, que a toda costa busquen sacar provecho de una tragedia que dejó a la población en condiciones de alta vulnerabilidad.

Por otro lado, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) no ha cumplido con su obligación garantizar el derecho a saber de los grupos más vulnerables. De acuerdo a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información, en el artículo 32, fracción II el Sistema Nacional tiene como funciones: Promover e implementar acciones para garantizar condiciones de accesibilidad para que los grupos vulnerables puedan ejercer, en igualdad de condiciones, el derecho de acceso a la información. Si los damnificados por el sismo no son considerados vulnerables y no cuentan con herramientas sencillas para documentarse y ejercer su derecho a saber ¿entonces qué tendría que ocurrirles?

El Inai se encuentra ante una prueba de fuego. ¿Será la instancia responsable de garantizar nuestro derecho de acceso a la información la primera en violarlo? ¿Será posible redimirse a seis meses de la tragedia?


Twitter: @nonobarreiro

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.