• Regístrate
Estás leyendo: Seguir el dinero
Comparte esta noticia
Viernes , 21.09.2018 / 05:36 Hoy

Sí contamos

Seguir el dinero

Leonor A. Gómez Barreiro

Publicidad
Publicidad

Uno de los ejes de acción clave para que el ejercicio local de Gobierno Abiertoen Coahuila sea fructífero es “Seguir el dinero” o “Follow The Money”. Este lineamiento, deberá incluirse en el diseño de los compromisos del Plan de Acción Local propuesto por las organizaciones de la sociedad civil participantes en dicho proceso.

Establecer un compromiso para “Seguir el dinero” significa que se rastrearán los recursos asignados y ejercidos en programas gubernamentales. Por sus implicaciones, “Seguir el dinero”es un mecanismo esencial para contribuir al empoderamiento de la ciudadanía e incrementar la efectividad de su participación.

Coahuila ha sido testigo – y lastimosamente, sigue siéndolo – de casos que han quedado en total opacidad, sobre todo en el manejo de los recursos públicos. Pese a las reformas en el marco legal referente a la transparencia, siguen existiendo importantes lagunas de información que permiten que las redes de corrupción continúen funcionando.

Establecer mecanismos de control para el gasto público a través de “Seguir el dinero”, permite que los niveles de competitividad de las entidades mejoren, lo que deberá traducirse en una mayor capacidad para atraer y retener, inversiones y talento; sobre todo joven.

De acuerdo al Índice de Competitividad Estatal 2010 del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) Coahuila se ubica en la cuarta posición, como una entidad con “más competitividad”, tomando en cuenta indicadores de inversión extranjera, patentes, investigadores, instalación de grandes empresas y el PIB.

Sin embargo, el mismo IMCO señala que Coahuila, Quintana Roo, Nuevo León y Chihuahua, son las entidades con los niveles más altos de deuda pública per cápita y que en promedio los habitantes de estos tres estados pagarían 11 mil 15 pesos si la deuda estatal fuera cobrada en estos momentos. Lo que de alguna manera ocurre ante las cada vez más agresivas políticas fiscales en esas entidades.

En pocas palabras, con más deuda los gobiernos pulen las estrategias para incrementar impuestos y derechos paraasí tapar el boquete financiero que, además, tenderá a incrementarse en el contexto de un país que dejará de ser exportador de petróleo.

Pero hacernos “manita de puerto” con políticas recaudatorias no es una solución al problema de fondo. Seguir la ruta del gasto público y monitorear su ejercicio para impedir en mal uso de los recursos, es una opción que se antoja no sólo necesaria;sino urgente.

Twitter:@nonobarreiro

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.