• Regístrate
Estás leyendo: Corrupción marketera
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 01:21 Hoy

Sí contamos

Corrupción marketera

Leonor A. Gómez Barreiro

Publicidad
Publicidad

Los candidatos a la Presidencia de la República utilizan la palabra “corrupción” como estrategia marketera para ganar adeptos. La usan, la mal usan, la repiten y hasta funciona como comodín para sustituir cualquier respuesta a un cuestionamiento incómodo.


Es común que las personas batallemos en asumir lo que nos corresponde. Siempre es más fácil voltear a ver lo que hace el vecino, antes que aceptar que hemos fallado o debemos de modificar algo. No podemos generalizar, pero en el caso del quehacer político la práctica de hablar con honestidad es poco frecuente. Los ánimos se encienden o se apagan durante los procesos electorales de acuerdo a las estrategias que se han perfilado.


Por eso, es notoria la sonrisa fingida, el cinismo, el comentario fuera de lugar y el rechinar de dientes, cuando algo de lo dicho en los debates para la Presidencia no gustó al oponente. Dicen los que saben del lenguaje no verbal, que el cuerpo es muy chismoso, por eso tal vez sea notorio que ninguno de los candidatos sienten el dolor de la corrupción, porque no se consideran siquiera parte del problema. De acuerdo con Oscar Diego Bautista en su tesis La ética y la corrupción en la política y la administración pública, la corrupción política ocurre cuando los políticos desvían fondos públicos, extorsionan a individuos y/o empresas para obtener recursos, aceptan sobornos para realizar operaciones ilícitas o agilizar otras, compran votos en las elecciones o bien reciben contribuciones legales o ilegales para su partido o campañas políticas que califican de anónimos para ocultar su procedencia. El autor también define la corrupción administrativa como la que se da en la Administración Pública y en los servicios públicos; y se refiere al abuso del funcionario para obtener beneficios propios.


Entonces de acuerdo con la definición de corrupción política y corrupción administrativa, si los argumentos expuestos durante de los debates sirvieran para terminar con la impunidad, cualquiera de los aspirantes no estarían luchando por alcanzar la presidencia, en su lugar pagarían largas condenas. 



Twitter: @nonobarreiro

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.