• Regístrate
Estás leyendo: A quienes sufren por la desaparición de un ser amado
Comparte esta noticia

Cartas del Desierto

A quienes sufren por la desaparición de un ser amado

Leonor Domínguez Valdés

Publicidad
Publicidad

Escribo esta carta en favor de los miles de hombres, mujeres, jóvenes y niños que han sido raptados por los traficantes de personas.

He visto como los rostros de sus madres y padres se desdibujan y palidecen...sus miradas se pierden en el horizonte-infinito dolor insondable, irreparable.

No hay consuelo alguno, ni rezos, ni plegarias, ni flores, ni alcohol suficiente que aplaque la pena...pena que nunca es buena, pena que se filtra por todos los poros de la piel...dolor que se transforma en ira implacable, o bien, en una "silente y aparente" conformidad--resignación que más que otra cosa es negación total de lo que ocurre al interior.

Escribo esta carta en favor de los desaparecidos, al tiempo que hago un llamado urgente a nuestros gobernantes, para que por primera vez "hagan algo".

Pero, la responsabilidad no es solo de ellos, el compromiso también es de los poseedores del capital, de los clérigos y también es nuestro. Este es un problema que nos compete a todos.

Cada uno de nosotros somos responsables de la vida propia y de la de los otros. ¡Sí! De la del prójimo, particularmente en un momento como éste.

En el cual vivimos un proceso de globalización de la indiferencia y del individualismo.

Miramos entre pantallas el sufrimiento de las madres y padres de los muchachos y normalistas de Ayotzinapa, nos sentimos traspasados por su dolor por un instante y luego seguimos mirando fijamente el televisor, al tiempo que revisamos los mensajes que nos llegan en el móvil y en el intertanto, comemos palomitas.

Escribo esta carta y me hago responsable del dolor que avasalla las vidas de los otros.

¡Sí! Me pronuncio en favor de todas las mujeres y los hombres quienes sufren porque sus hijos, sus esposas, sus padres, sus amigos no han vuelto a casa.


cabramontes57@gmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.