• Regístrate
Estás leyendo: Maternidad y paternidad adolescente
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 22:28 Hoy

Columna de Laura Telles

Maternidad y paternidad adolescente

Laura Telles

Publicidad
Publicidad

Los tiempos están cambiando y se dice que los jóvenes cada vez esperan más tiempo para ser padres y que prefieren concluir una carrera antes de verse involucrados en responsabilidades mayores, así mismo que su deseo es tener menos hijos, ¿Pero hasta que punto es esto verdad?, Ya que aunque se dice que estamos en un país lleno de información en donde se habla de la prevención de embarazos no deseados. Porque una cosa es contar con “información sexual” y otra muy distinta es construir responsabilidad sobre los propios actos, ya que esto último requiere una toma de conciencia sobre la información recibida. Es decir ¿La información que se les brinda es suficiente? Según la Organización Mundial de la Salud, En nuestro país, tres de cada diez nacimientos ocurre en mujeres menores de 19 años. El embarazo en este porcentaje de jóvenes generalmente no son planeados y tal vez ni deseados, lo que acarrea fuertes problemas ya que son experiencias muy difíciles que afectan la salud integral tanto de los padres adolescentes como la de sus hijos, familiares y de la sociedad en sí. No olvidemos que el convertirse en padre o en madre no es sólo un hecho biológico, sino que tiene un significado más profundo, que encuentra una total resonancia en la interioridad de las personas. El hombre y la mujer encuentran en la procreación una confirmación de su madurez no sólo física, sino moral, así como la esperanza de una cierta prolongación de sus existencias. Cuando la vida de cada uno de ellos acabe con la muerte física, el hijo seguirá viviendo, no solamente “carne de su carne”, sino también la persona que ellos mismos habrán modelado., ¿Pero un adolescente puede realizar este rol? La Cámara Nacional de la Mujer realizó una encuesta a personas de 15 a 65 años en donde se les pregunto cuales creían que eran las causas para que los adolescentes fueran papás a tan corta edad y en esta la mayoría de las personas coincidieron en que La falta de afecto, comunicación y las relaciones problemáticas en una familia, influyen para que se den casos de embarazos a muy temprana edad. Ya que cuando hay falta de atención a los hijos ya sea por la separación de los padres o bien por que ambos deciden realizarse profesionalmente, delegando u descuidando su rol y los jóvenes crecen carentes de valores morales que guíen sus conductas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.