• Regístrate
Estás leyendo: Sobre la verdadera identidad de la gallina de los huevos de oro y quién se la robó
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 12:20 Hoy

Columna de Laura Ibarra

Sobre la verdadera identidad de la gallina de los huevos de oro y quién se la robó

Laura Ibarra

Publicidad
Publicidad

La explicación que dio el Gobierno Federal para autorizar el alza al precio de los combustibles fue muy simple: Compraba gasolinas caras en el extranjero y las vendía más baratas en el país. Para que este milagro sucediera había que subsidiar. Si el Gobierno hubiera decidido continuar con esta situación, le hubiera costado 200 mil millones de pesos anuales (más de mil 900 millones diarios).

Esto correspondería a la mitad del presupuesto del IMSS y equivaldría al presupuesto total de seguridad nacional (incluyendo al Ejército, la Marina, la PGR y la policía). Ante el agotamiento de las reservas petroleras de México y el aumento del dólar, la decisión de quitar el subsidio era inevitable. Sin ello, programas sociales como Prospera, la pensión para los adultos mayores y el Seguro Popular estarían condenados a desaparecer.

El presidente simplemente concluyó: Se acabó la gallina de los huevos de oro.

Pero, lo que el presidente (quien ahora parece buscar la dignidad de la nación en Locatel), no dijo que el corral entero ya había sido saqueado por cantidades mayores. Si sumamos el dinero de los desfalcos y saqueos de los gobernadores en los últimos años podemos concluir que el gasolinazo hubiera sido perfectamente evitable. Lo cual no quiere decir desde luego que una profunda reforma al sector energético no hubiera sido necesaria.

Déjeme explicarle. De 2010 a la fecha, más de 11 gobernadores han sido señalados por actos de corrupción, desvío de recursos públicos y enriquecimiento ilícito. Sin contar que en años anteriores un puñado de gobernadores también fueron investigados por actos semejantes. Según el Huffington Post, el saqueo asciende a más de 307 mil millones de pesos y una deuda pública de 479 mil 430 millones de pesos tan sólo en once entidades: Michoacán, Durango, Zacatecas, Tamaulipas, Coahuila, Guerrero, Nuevo León, Sonora, Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo.

Así que, si usted compara lo que nos costó la generación de gobernadores más corruptos de la historia del país con el gasolinazo, se podrá dar cuenta de que el saqueo rebasa por mucho el dinero que, según el presidente, pretende ahorrar con el aumento a las gasolinas.

Déjeme ahora decirle quiénes se robaron literalmente a la gallina de los huevos de oro:


1. Fausto Vallejo (PRI) Michoacán. Se le encontraron irregularidades por más de 17 mil millones de pesos cuando estuvo al frente del gobierno del Estado entre 2011 y 2014. Dejó una deuda de 31 mil millones.


2. Miguel Alonso Reyes (PRI) Zacatecas. Según la Auditoría Superior de la Federación de 2011 a 2014 su administración arrojaba irregularidades por 4 mil millones de pesos en el manejo de recursos federales.


3. Jorge Herrera Caldera (PRI) Durango. Irregularidades por más de 4 mil 500 millones de pesos, según la misma Auditoría Superior de la Federación.


4. Egidio Torre Cantú (PRI) Tamaulipas. Elevó la deuda estatal a cerca de doce mil millones de pesos, lo que representa un incremento de 1,000%.


5. Rubén Moreira (PRI) Coahuila. La deuda del estado llegó a 37 mil millones de pesos. El ex gobernador Humberto Moreira, su hermano, contrató una deuda por casi 34 mil millones.


6. Ángel Aguirre (PRD) Guerrero. Un informe de la ASF señala que en su administración se presentaron irregularidades por más de 8 mil millones de pesos, tras el desvío de dinero público de 22 programas federales entre 2011 y 2014.


7. Rodrigo Medina (PRI) Nuevo León. Sí, el mismo que pisó la cárcel esta semana para salir libre pocas horas después por orden de una jueza federal. Según la ASF acumuló irregularidades por más de 4 mil millones de pesos. El actual Gobierno estatal de Jaime Rodríguez, El Bronco, lo acusó de desviar recursos por 3 mil 683 millones.


8. Guillermo Padrés (PAN) Sonora. Hoy preso. Acusado por un desfalco superior a 2 mil millones de pesos. Según el actual Gobierno estatal el monto real del desfalco es cercano a los 32 mil millones de pesos.


9. César Duarte (PRI) Chihuahua. Según el Gobierno estatal de Javier Corral (PAN), existe un desfalco de 7 mil 207 millones de pesos. Dejó una deuda en su estado de 55 mil millones de pesos.


10. Javier Duarte (PRI) Veracruz. La ASF encontró un uso indebido de 35 mil millones de pesos. Esta cifra sólo se refiere al desfalco de dinero federal, las participaciones estatales son igualmente considerables.

Este gobernador se valió de una red de prestanombres para acumular una enorme fortuna que comprende ranchos, mansiones, terrenos e inmuebles en México, España y Estados Unidos. El tesorero de su gobierno es actualmente diputado. Hace dos días el Congreso de Veracruz, dominado por los priistas, se negó a incluir en la orden del día la solicitud de quitarle el fuero.


11. Roberto Borge, (PRI) Quintana Roo. Remató predios de la reserva territorial del estado a familiares y amigos por lo cual obtuvo 1 mil 100 millones de pesos. Las irregularidades que la ASF pudo comprobar durante su gestión son por más de 2 mil millones de pesos. (Los números que aquí presentó fueron redondeados para facilitar su lectura).

Uf, se siente una como Mafalda después de comer sopa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.