• Regístrate
Estás leyendo: ¿Un cambio verdadero?
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 23:17 Hoy

Columna de Julio Valera

¿Un cambio verdadero?

Julio Valera

Publicidad
Publicidad

El pasado primero de diciembre, con la toma de posesión del nuevo presidente de la República, termina el periodo de bipartidismo que gobernó México en los 18 últimos años. Esta nueva etapa en la vida democrática del país implica un enorme desafío para el partido al poder, ya que representa la transición de ser una oposición a convertirse en gobierno. Ahora tendrá que cambiar el querer por el hacer, tendrán que sobreponer la eficacia a la crítica. La tarea no es fácil y la preservación y el perfeccionamiento del régimen representativo, laico y federal será su principal reto.

En los primeros tres meses, el gobierno en turno planterá formalmente su Plan Nacional para el desarrollo de México, el cual incorporará los programas sectoriales, institucionales, regionales y especiales que además de cumplir con sus propuestas de campaña tendrán que fortalecer el pacto federal y garantizar un equilibrio de los factores de producción. Las expectativas son altas, las tareas son muchas y la cuidadania exigirá soluciones prontas.

El nuevo gobierno tiene en sus manos la planeación de los próximos seis años de la historia de México y el cimiento de muchos más. Este cambio de paradigma soportado por más de treinta millones de mexicanos tiene que garantizar una mejora en la situación económica, política y social del país. La política nacional que establezca el nuevo presidente tendrá que modificar las condiciones y el estilo de vida de los mexicanos.

La siguiente política nacional tiene que dar un tratamiento específico a tres grandes problemas que hoy vive el país: la corrupción, la inseguridad y la desigualdad económica. Ninguno de estos problemas se acaba con el ejemplo o se borra de un plumazo, sólo la combinación de insituciones fuertes, funcionarios experimentados y políticas eficaces lograrán que México avance en estas materias.

¿Cuánto tiempo pasará para que comencemos a ver resultados? Es complicado decirlo y no hay recetas mágicas que nos garanticen que las nuevas políticas públicas serán la clave para solucionar de forma integral nuestros problemas. Sin embargo, cabe ser optimista y esperar que estos cambios sean para bien.

La Independencia nos dió la libertad, las leyes de Reforma sentaron las bases del México moderno y la Revolución nos dejó nuestra Constitución política, la norma suprema de la nación que establece los principios rectores de la convivencia, organiza la separación de poderes y define los derechos fundamentales de todas y todos los mexicanos.

Estos grandes hitos han forjado la esencia de nuestro país, y la transformación anunciada tiene que estar a la altura. ¿Logrará esta nueva administración un cambio significativo? Espero que si, México lo necesita.

Esta cuarta transformación tendrá que resguardar lo que hemos ganado en el pasado, fortalecer el federalismo, garantizar la independencia de los poderes, respetar y consolidar el Estado de derecho y la autonomía de las instituciones. Pero sobre todo, ir más allá de la retórica y poner al frente políticas públicas eficaces que beneficien a todos los sectores de la población.

Para el partido al poder la era de la oposición quedó atrás: la descalificación y la crítica ya no podrán servir de bandera. Hoy puede cambiar a México, las instituciones establecidas por los gobiernos anteriores les dan esta oportunidad.

Tomemos conciencia de la importancia de vigilar y ser críticos del actuar de la nueva administración; de lo contrario, las repercusiones pueden ser graves. Hoy más que nunca es necesario trabajar juntos, es necesario trabajar por México, aplaudir los aciertos y advertir los errores. Nuestra tarea es ser un contrapeso articulador, defender nuestras convicciones y principios y coadyuvar para construir un punto de encuentro entre todas las fuerzas políticas.

twitter: @jmvalerapiedras

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.