• Regístrate
Estás leyendo: Zara aguanta la embestida del comercio electrónico
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 10:06 Hoy

Apuntes financieros

Zara aguanta la embestida del comercio electrónico

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

El comercio electrónico está haciendo estragos en las tiendas tradicionales. Gigantes como Gap y Macy’s han sufrido a expensas de Amazon y otras tiendas digitales. Una cadena que ha sabido sortear con éxito la nueva realidad comercial es Zara.

Desde sus inicios, la empresa española fundada por Amancio Ortega ha sido pionera en el mundo de las ventas de ropa al menudeo. Su modelo de negocios ha consistido en identificar lo que está de moda, copiarlo y distribuirlo rápidamente a sus tiendas para que esté al alcance de los consumidores lo antes posible. Con esa fórmula y un dominio sobre la producción y la logística, Zara se ha convertido en la empresa textil más grande del planeta, con ventas que rebasaron 30 mil millones de dólares en 2017 y más de 7 mil tiendas.

Sin embargo, ahora enfrenta uno de los retos más grandes de su historia ante la amenaza del comercio electrónico. Una de las medidas más relevantes que ha tomado es cerrar tiendas pequeñas para privilegiar a las grandes y bien ubicadas. A finales de 2017, Zara cerró más tiendas de las que abrió.

Hace sentido la estrategia. Gracias al comercio electrónico no es tan necesario tener tantas ubicaciones físicas. Zara puede utilizar sus tiendas existentes como puntos de entrega y distribución para llegar a clientes cercanos. Dejar tiendas grandes, ubicadas en las zonas más transitadas de las principales ciudades, además de generar un mayor volumen de venta, le sirve de publicidad a la empresa.

Zara, consciente de que el comercio se ha transformado, está concentrando todos sus esfuerzos en impulsar las ventas digitales. Recientemente, la empresa reportó por separado esta categoría por primera vez para mostrar al mercado su importancia. El año pasado, las ventas por Internet representaron 10 por ciento de las ventas totales y tuvieron un aumento de más de 40 por ciento respecto al periodo anterior.

Otras de las estrategias de Zara para enfrentar a competidores digitales como Amazon ha sido recurrir a robots. Resulta que una tercera parte de la gente que compra sus productos por internet los recoge en una tienda física. Esto ha generado problemas en las tiendas al aumentar la demanda de tiempo de los vendedores para atender pedidos digitales. Zara anunció que este año utilizará robots para automatizar el servicio. Robots buscarán los pedidos de los compradores digitales en un almacén y los depositarán en un lugar en el que sean fáciles de recoger.

¿Cuántas cadenas minoristas mexicanas serán capaces de seguir el ejemplo de Zara y ajustar exitosamente su modelo de negocios cuando estalle de lleno la guerra con los vendedores digitales? No lo veo nada fácil. Les deseo suerte. La van a necesitar.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.