• Regístrate
Estás leyendo: ¿Podrá el próximo presidente con el dólar?
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 13:12 Hoy

Apuntes financieros

¿Podrá el próximo presidente con el dólar?

Julio Serrano

Publicidad
Publicidad

Estamos a días de la elección (¡por fin!) y una pregunta que vale la pena hacernos es cómo nuestro próximo Presidente le hará frente al dólar.

Pese a que en los últimos días el peso se ha fortalecido, en lo que va del año ha sufrido una devaluación importante. Una de las prioridades de la siguiente administración será, sin duda, evitar que el tipo de cambio se salga de control. En ese sentido, lo principal que puede hacer en el corto plazo es transmitir confianza a los inversionistas, tanto nacionales como internacionales. Si se percibe que habrá inestabilidad, entonces la percepción se convertirá en realidad. Mexicanos sacarán sus ahorros y fondos de inversión extranjeros retirarán su dinero. Por lo mismo, todos los equipos de los candidatos —y en particular el de López Obrador, puntero en las encuestas— están buscando asegurarles a los mercados que mantendrán el equilibrio económico.

En el mediano plazo, ya no serán las percepciones las que importan, sino las políticas concretas del nuevo gobierno. Si son amigables a la inversión, entonces veremos una mayor entrada de dólares y, por lo tanto, un peso más fuerte. Si la desincentivan —al cancelar la reforma energética, por ejemplo— el impacto será el opuesto. Tendrán también un impacto negativo sobre el peso las políticas que incrementen la deuda pública. Las políticas que aceleren el crecimiento serán favorables al peso.

Una manera en la que no queremos que el próximo presidente tenga injerencia sobre el tipo de cambio es a través del Banco de México. Banxico establece la tasa de interés de referencia. Como vimos la semana pasada, cuando incrementó dicha tasa, su impacto en el tipo de cambio puede ser notorio. Una mayor tasa de interés atrae más dinero, incluido del extranjero, lo que fortalece el peso. El peligro en este sentido será que el próximo presidente intente quitarle independencia al Banxico.

Existen también variables en las que el próximo presidente tendrá poca o nula influencia. Las tasas de interés en Estados Unidos es una de ellas. Al igual que un incremento en México ayudó al peso, un aumento en las de EU lo puede perjudicar. La Reserva Federal, el equivalente de Banxico en EU, ha indicado que piensa seguir subiendo tasas. Al próximo presidente no le quedará de otra mas que observar el efecto sobre el peso.

La renegociación del TLC es otra de esas variables. Sí, el próximo presidente seleccionará al equipo de negociación y determinará los parámetros aceptables para un nuevo acuerdo. Sin embargo, hay otros dos países involucrados, uno de ellos con mayor poder de negociación. El destino del nuevo TLC depende en gran medida del impredecible Trump.

No deje de votar este domingo.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.