• Regístrate
Estás leyendo: Mickey Mouse y Homer Simpson contra Netflix
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 05:28 Hoy

Mickey Mouse y Homer Simpson contra Netflix

Publicidad
Publicidad

Walt Disney, la casa de Mickey Mouse, anunció hace unos días que adquiriría la mayoría de los activos de 21st Century Fox, hogar de Homer Simpson, por un monto superior a 50 mil millones de dólares. La lógica detrás de lo que representa la apuesta más grande de la historia de Disney es muy simple: competir contra Netflix.

El futuro de la televisión está en internet y Robert Iger, CEO de Disney, lo sabe. Cada vez más estadunidenses “cortan” el cordón de la televisión de paga para consumir video vía streaming desde sus televisores, tabletas y teléfonos celulares.

Disney tiene una presencia importante en el mundo de la televisión tradicional a través de canales como ABC y ESPN. Hasta ahora, la principal manera de distribuir al consumidor final su valioso contenido ha sido la televisión de paga, tanto cable como satélite. Esto genera dos problemas: el primero es que Disney, a diferencia de Netflix, no tiene la relación directa con el consumidor; el segundo es que el número de suscriptores a estos servicios de paga está bajando. Los jóvenes, en particular, prefieren ver Netflix, YouTube y otros servicios OTT que ver televisión tradicional.

Disney no se quiere quedar atrás de la curva y tampoco estar en manos de terceros, por lo que ha decidido entrar con todo al streaming. Para Iger, llegar directamente al consumidor, sin intermediarios, es la prioridad estratégica de su empresa. Ya unos meses atrás anunció que arrancaría dos servicios OTT para 2019: uno de deportes basado en ESPN y otro de programas familiares.

¿Cómo encaja 21st Century Fox en esta estrategia? Una palabra: escala. Al sumar el contenido de 21st Century Fox, el cual incluye canales deportivos, programas como Los Simpson y películas como X-Men, Disney contará con una oferta mucho más atractiva para sus servicios OTT y estará mejor posicionado para enfrentar a Netflix.

Aun así no la tiene fácil. La amenaza para Disney no se limita a Netflix. Gigantes de la tecnología como Amazon, Google, Facebook y Apple están entrando de lleno al negocio del entretenimiento. El presupuesto para producir contenido de Amazon este año, por ejemplo, fue de 4.5 mil millones de dólares. Estas empresas tienen grandes ambiciones en video al consumidor y los recursos para alcanzarlas. Además, gracias a la tecnología las fronteras geográficas están dejando de ser un obstáculo para su expansión.

México, por supuesto, no es inmune a los movimientos telúricos de la industria de la televisión. Las mismas fuerzas que están redefiniendo el espectro competitivo en Estados Unidos y que llevaron a Disney a comprar 21st Century Fox ya han llegado a México.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.