• Regístrate
Estás leyendo: La simbiosis entre AMLO y los empresarios
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 12:48 Hoy

Apuntes financieros

La simbiosis entre AMLO y los empresarios

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

Asociación íntima de organismos de especies diferentes para beneficiarse mutuamente en su desarrollo vital”. Esta definición de simbiosis me parece muy apropiada para describir la relación a la que pueden llegar Andrés Manuel López Obrador y los empresarios.

Es evidente que no hay mucha afinidad entre ambas partes. López Obrador ha criticado en repetidas ocasiones a los empresarios. Aunque recientemente ha atenuado sus posturas más radicales, su modelo económico es claramente de izquierda.

Por su parte, varios empresarios, incluidos algunos de los más importantes del país, han expresado abiertamente su rechazo a AMLO. Respeto, por supuesto, su libertad de expresar su opinión. También considero valiente su decisión de compartir públicamente sus convicciones aun sabiendo que todo apunta a que el próximo presidente será la persona a quien se oponen. Sin embargo, no estoy seguro que sus esfuerzos hayan sido fructíferos. Lo que es más, es posible que su crítica haya generado más votos a favor de López Obrador que en contra dado el clima antiempresarial que se respira en varios rincones del país.

Aun así, pese a ser “especies” diferentes, López Obrador y los empresarios se necesitan para salir adelante.

Que no quepa duda. En caso de ganar, AMLO necesitará del sector privado para detonar un mayor crecimiento económico. No es el gobierno el que genera riqueza, sino las empresas. Hace falta inversión privada para crear empleos. De lo último que se puede dar el lujo es de asustar al capital privado. Si los empresarios pierden la confianza en el gobierno las consecuencias pueden ser desastrosas. Algunas de las más nocivas serían el freno a la inversión y la fuga de capitales. Existe la idea de que es la salida de capital extranjero golondrino lo que puede detonar una crisis, pero muchas veces es el capital nacional el que inicia el éxodo.

Es verdad que no todos los empresarios son ejemplares. Cuando AMLO habla de abusos y tráfico de influencias es inevitable reconocer el problema. En México, la corrupción corporativa y el capitalismo de cuates son una realidad. Sin embargo, la enorme mayoría de los empresarios del país es gente que se apega a la ley y que contribuye al bienestar económico.

Por otro lado, le guste o no, es muy probable que el sector privado tenga que vivir con López Obrador como su presidente. Llevar una buena relación puede ser clave para el “desarrollo vital” de la iniciativa privada.

Una señal de que la simbiosis se puede estar gestando es la reunión que se llevó a cabo ayer entre AMLO y el Consejo Mexicano de Negocios. El resultado no solo puede ser el beneficio mutuo sino el de todo el país.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.