• Regístrate
Estás leyendo: Empresarios poco apreciados
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 19:49 Hoy

Apuntes financieros

Empresarios poco apreciados

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

Le pido, lector, que piense en personajes relevantes de la historia de nuestro país, en aquellos que han contribuido a forjar el México de hoy. Pregúntele también a sus hijos, amigos y compañeros de trabajo. Estoy seguro que entre las respuestas surgió el nombre de militares, políticos, religiosos, líderes sociales. Incluso artistas. Pero podría apostar que no se mencionó el nombre de ningún empresario. Esto es una pena.

Pese a que ahora que lo pienso me parece evidente, me percaté de la poca relevancia de los empresarios en la conciencia nacional apenas la semana pasada, durante la presentación de la biografía de Julio Serrano Piedecasas, mi abuelo paterno, quien de muy joven llegó a México de España sin nada y fundó lo que llegó a ser una de las cementeras más importantes de Latinoamérica.

Quienes intervinieron en la elaboración del libro mencionaron en la presentación que existen muy pocas biografías empresariales en nuestro país. Y aquí es cuando empecé a apreciar mejor lo poco que se les valora. No importa el tamaño del negocio. Muchas más historias de empresarios merecen ser escritas y leídas.

El poco reconocimiento de la clase empresarial va más allá de la falta de biografías. Desde la escuela, los prismas que se utilizan para analizar la historia de México son el político, el social y el económico, de ahí que sean de este perfil las figuras que nos vienen a la mente al pensar en los forjadores del país. La historia empresarial es casi inexistente. Y cuando se aborda, por lo general es con connotaciones negativas, en la que los empresarios son los malos, los opresores. La realidad es que ser empresario en nuestro país no es muy bien visto.

El contraste con Estados Unidos, un país que glorifica a los empresarios en general y a los emprendedores en particular, no podría ser más marcado. Solo hay que ver el número de biografías de empresarios de todos tamaños que allá se publican para apreciar la diferencia del estatus que gozan entre los dos países. Recientemente vi una serie de varios capítulos sobre los empresarios que ayudaron a construir EU, desde el sector financiero al industrial. No puedo pensar que en México se diera algo similar.

Mientras que en EU los empresarios son vistos como innovadores, creadores de empleos, ejemplos a seguir, aquí en muchos círculos son vistos como explotadores. Me queda claro que no todos los empresarios son admirables. Pero hay muchas historias que se deben rescatar. Nos hacen falta figuras empresariales que sirvan de inspiración a los jóvenes.


juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.