• Regístrate
Estás leyendo: Cortando el cordón de la televisión de paga
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 06:46 Hoy

Apuntes financieros

Cortando el cordón de la televisión de paga

Julio Serrano Espinosa

Publicidad
Publicidad

Cualquier duda de que el negocio de la televisión está sufriendo un cambio estructural quedó disipada la semana pasada cuando Walt Disney Corp. anunció que ofrecería su contendido deportivo, encabezado por ESPN, y su contenido de entretenimiento a través de dos nuevos servicios de streaming.

Disney es la empresa de medios más grande del mundo, por lo que sus decisiones estratégicas son consideradas como un termómetro de las tendencias del mercado. Si la empresa de Mickey Mouse asume un nuevo modelo de negocios, las secuelas se sienten en todos los rincones de la industria. Es por eso que su decisión de entrar de lleno al video bajo demanda por internet, también conocido como streaming u OTT (over the top), apunta a que es el futuro de la televisión. Podemos esperar que otras empresas de contenido sigan su ejemplo.

Streaming, por supuesto, es el modelo de negocios que Netflix popularizó. Hasta ahora, el principal medio de distribución del contenido de Disney ha sido la televisión de paga; esto es cable y satélite.

Al adoptar el streaming, Disney está buscando saltarse a las empresas de cable (como Comcast y Time Warner), satelitales (como DirecTv y Dish) y otros intermediarios (el propio Netflix) para llegar directamente al consumidor. Es obvio que está percibiendo cambios estructurales en la industria para asumir esta postura, en particular la decreciente popularidad de la televisión de paga.

En Estados Unidos son cada vez más televidentes los que deciden cancelar sus suscripciones de televisión de paga para consumir video por otras vías, como streaming.

Solo en el último trimestre un millón de usuarios cancelaron sus suscripciones. A este fenómeno se le ha bautizado como “cortar el cable”, haciendo alusión a las empresas de televisión por cable. Disney, consciente de esta tendencia, optó por subirse a la ola.

El plan es primero ofrecer sus servicios de streaming en EU y después expandirse a otros países del mundo.

En México éstas podrían ser malas noticias para los negocios de televisión de paga. Televisa, por ejemplo, ha logrado compensar buena parte de la caída en su división de televisión abierta gracias al excelente desempeño de su división de televisión de paga. Pero ya Netflix, ClaroVideo y otros servicios de streaming han comenzado a afectar el negocio de televisión de paga. La entrada de Disney solo incrementará su impacto.

Cortar el cordón todavía no es tan popular en México como en EU. Con la cada vez mayor popularidad del streaming podemos esperar que esto cambie en el futuro cercano.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.