• Regístrate
Estás leyendo: 2017-09-06
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 23:26 Hoy

Apuntes financieros

2017-09-06

Julio Serrano

Publicidad
Publicidad

Biva, la Bolsa Institucional de Valores, recibió permiso para operar la semana pasada. Enhorabuena. Hacen falta mucho más Bivas en nuestro país.

Fue muy atinada la decisión del gobierno de autorizar la creación de una nueva bolsa de valores. Han pasado ocho décadas desde que se constituyó la Bolsa de Valores de México, antecesor de la Bolsa Mexicana de Valores. Durante ese periodo no se otorgó ninguna otra concesión. En otras palabras, la BMV ha actuado como un monopolio.

Ejecutivos de la BMV han argumentado que en nuestro país no hay espacio para dos bolsas dada la escaza profundidad del mercado bursátil. Incluso han comentado que la entrada de una nueva puede aumentar costos para los participantes en lugar de reducirlos. No lo creo.

Es el clásico dilema del huevo y la gallina: ¿hay espacio para solo una bolsa de valores porque el mercado bursátil es poco profundo o el mercado bursátil es poco profundo porque solo hay una bolsa de valores? Reconozco que México cuenta con problemas estructurales que dificultan el desarrollo del mercado accionario, pero estoy convencido de que la competencia puede darle un fuerte empujón.

Biva, encabezada por Santiago Urquiza, trae tecnología de punta, la misma que utiliza Nasdaq, uno de los mercados más avanzados del mundo. En comparación, la tecnología de la BMV parece primitiva. La intención de Biva es colocar 55 empresas en un lapso de tres años; una cantidad considerable tomando en cuenta que solo cotizan 144 compañías en la BMV y que apenas se han listado 13 nuevas en la última década.

¿Qué puede traer de malo generar mayor competencia en el mercado de valores? Contar con uno amplio y profundo debe ser prioridad. Las bolsas juegan un papel fundamental en la economía de un país. Sirven para canalizar de una manera eficiente el ahorro a sectores productivos. Varios países más pequeños que el nuestro cuentan con más de una bolsa.

Además, aun cuando al final sea cierto que en México solo hay lugar para un mercado bursátil yo me pregunto qué perdemos con probar. Biva es una iniciativa fondeada con capital privado. Si resulta que fracasa —que creo y espero no sea el caso— no hay dinero público de por medio.

De hecho, este es el tipo de iniciativas que debe impulsar el gobierno. Hacen falta más Bivas en nuestro país; más empresas privadas dispuestas a arriesgarse a competir contra conglomerados supuestamente intocables. Y hacen faltan más, muchas más, iniciativas del gobierno para impulsar la competencia en todos los rincones de la economía mexicana.

Le deseo mucho éxito a Biva.

juliose28@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.