• Regístrate
Estás leyendo: Tu priista interior: manual de autoayuda
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 22:37 Hoy

Malos modos

Tu priista interior: manual de autoayuda

Julio Patán

Publicidad
Publicidad

Uno tiende a pensar que sí, que Castillo Peraza tenía razón y que todos tenemos un pequeño priista interior. Piénsalo. Significativamente, “priista” es un término que se usa como sustantivo pero también como adjetivo. No sólo eso. Tenemos un gran líder de la izquierda que se permite posiciones de ultraderecha en lo que respecta al aborto, el matrimonio igualitario o las drogas, pero que también apuesta a una economía estatizada, tal vez porque surgió del priismo y se escindió de otro partido de izquierda nacido en parte del… Priismo. Tenemos un partido ecologista que vota con el PRI y se parece mucho al PRI, sobre todo en lo del mirreinato —los mocasines, el gel, el “papá”. Tenemos un líder de derecha que se autopromueve como líder de izquierda, o sea como priista. Tenemos un estamento cultural convencido de que la mejor manera de seguir con ese filo crítico tan antisistema, súper progre, es cobrar becas del Estado, que no termina de distinguirse del gobierno gracias al… Priismo. Sí: es un mundo raro México, el país del PRI. El que es priista en Zacatecas o Puebla llega al Altiplano, la tierra de la Virgencita, y muta en morenista, limpio de pecados.

Así que tenía razón Castillo Peraza, y tienen razón María Scherer y Nacho Lozano: hay que estar atento al pequeño priista que vive en nuestras entrañas. Tienes que estar atento. De ahí la pertinencia, la necesidad, la brillantez de un libro como El priista que todos llevamos dentro, orquestado por estos dos talentosos periodistas. Es un libro que sí, nos ayudará a entender el fenómeno todo abarcante del priismo en su retorcimiento, en sus contradicciones, su caradura; el priismo, esa red complejísima de pactos y puñaladas que va de la socialdemocracia al liberalismo y al populismo, que nunca sabemos cómo se lleva con la Iglesia pero que de algún modo se lleva con ella casi siempre (no, ahorita no), que transa y a veces todavía avanza, que se enferma pero no muere.

¿Cómo nos ayudan a entenderlo? Como los buenos periodistas: preguntando. Este libro es un valioso testimonio coral, un ejercicio colectivo de reflexión que nace de voces tan disímbolas como las de la Poniatowska y Soledad Loaeza, Roberto Gil y Bartlett, Muñoz Ledo y Margarita Zavala, Joaquín López-Dóriga y Roger Bartra, de cantantes y chefs y encuestadores.

Y es un libro que es un espejo, valga el lugarazo común. Ese espejo donde sí se reflejan los vampiros; el espejo donde aparece tu priista interior, ese monstruo que deberías si no matar al menos tener sedado.

Un libro de autoayuda.

Lo necesitas. Cómpralo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.