• Regístrate
Estás leyendo: La lucha por saber quién es mejor endeudador
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 14:23 Hoy

Sociedad y derechos humanos

La lucha por saber quién es mejor endeudador

Julián Germán Molina Carrillo

Publicidad
Publicidad

El debate en tribuna de diputados del PAN y del PRI que presenciamos miles de mexicanos a través del canal del Congreso y de las redes sociales el pasado jueves y que se originó dentro del proceso de aprobación de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades federativas y Municipios, que busca poner fin al endeudamiento irresponsable de las finanzas públicas que han llevado a cabo gobernadores de todos los partidos, desde el mismo presidente Enrique Peña Nieto a su paso por el gobierno del Estado de México, hasta los casos de ex gobernadores como Humberto Moreira de Coahuila y de extracción priista y Guillermo Padrés del PAN en Sonora.

Debate que se inició a partir de los señalamientos de un diputado de Acción Nacional, que desde tribuna acusó precisamente al ex gobernador de Coahuila, de haber endeudado las finanzas del Estado con más de 60 mil millones de pesos, por lo que el líder de la bancada del PRI en san Lázaro, César Quiróz Camacho, envió a dar respuesta al diputado poblano Charbel Jorge Estefan Chidiac, quien señaló que “si hay una deuda que preocupa en el país, es la deuda del Estado de Puebla, deuda oculta que hoy llega a los 70 mil millones de pesos y que se le ha exigido al Gobernador la transparente y se ha negado a través de fideicomisos privados donde ha hipotecado el futuro de los poblanos, dicha deuda registrada es de 6 mil millones de pesos en la contabilidad, pero a través de estos fideicomisos se han ocultado cerca de setenta mil millones de pesos…”.

Palabras más, palabras menos. El diputado Eukid Castañón, líder de la bancada poblana de Acción Nacional, calificó como “electorera” la declaración de Estefan, ya que con ello se rompió en los hechos el pacto de no agresión acordado en días pasados, entre representantes de los dos candidatos mejor posicionados a la minigubernatura: Tony Gali y Blanca Alcalá; acto que públicamente no ha sido reconocido, pero que fue filtrado a algunos medios de comunicación.

Pero lo relevante de este diferendo legislativo, no lo son las acusaciones y calificativos de los diputados, sino la lectura, que seguramente millones de mexicanos vemos de las acusaciones, ya que tal pareciera, que lo que se buscó lograr, es demostrar qué Partido es más irresponsable o manipulador para endeudar a sus gobernados y quién menos, pero ninguno se escapa al juicio, de que tanto uno como otro, han llevado a cabo dichas prácticas, en su afán de realizar obras de relumbrón, a sabiendas de que no contaban con recursos propios para hacerlas y por ello el endeudamiento con empresas privadas les resultó la vía mejor, para empeñar los ingresos vía impuestos de los próximos años; total, siempre contarán con los recursos federales y el uso discrecional de las partidas, para garantizar el pago a los inversionistas y obtener jugosas comisiones por cada proyecto; sin embargo, hoy la realidad a la que se enfrentarán los gobiernos de los próximos años es muy distinta, ya que antes con los recursos de los excedentes petroleros, contaban con recursos extraordinarios, que les permitían solventar estos gastos y hasta les quedaba para sus partidas secretas, pero ante la caída estrepitosa de los precios del barril de petróleo mexicano, ya no contarán con dichos recursos y buscarán allegarse de recursos, de los bolsillos de los ciudadanos, no les queda de otra.

Por ello, en la competencia en los estados donde habrá elecciones este año, el endeudamiento irresponsable será uno de los temas a valorar.

¿Quién ha actuado en favor de los ciudadanos? y ¿quién ha hipotecado el futuro de nuestros hijos?

Y quién, en forma irresponsable, nos mandó el mensaje “paga el de atrás”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.