• Regístrate
Estás leyendo: ‘Narco’ huevón, policía inepta…
Comparte esta noticia

Doble fondo

‘Narco’ huevón, policía inepta…

Juan Pablo Becerra-Acosta

Publicidad
Publicidad

Lo publicamos en MILENIO el miércoles, en un texto de Abraham Reza: durante 2017, 6.6 millones de personas fueron víctimas de extorsiones o cobros de piso en todo el país. Datos del Inegi. Y es un crimen que afecta no solo al individuo: también hubo 525 mil negocios extorsionados, según la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2018 (http://www.milenio.com/policia/una-extorsion-cada-hora-y-15-minutos).

En Ciudad de México, tres de cada 10 micro, pequeños y medianos empresarios son víctimas de cobros de piso. Pagan desde 2 mil hasta 50 mil pesos semanales, según la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope) (http://www.milenio.com/policia/extorsion-cdmx-negocio-483-millones-anuales).

Estimaciones de MILENIO, con base en los cobros mínimos que pagan los afiliados a dicha Cámara, muestran que el negocio de la extorsión en la capital es de cuando menos un millón 371 mil 428 pesos por día, $483 millones 840 mil pesos anuales.

Lo mínimo que paga un establecimiento extorsionado: $8,400 pesos por mes. El monto máximo registrado: $210 mil pesos al mes. Todo depende del tamaño del negocio, de sus recursos: no paga lo mismo un taquero de la calle que un restaurantero de lujo.

La extorsión se había centrado en restaurantes, bares y antros, pero ya se masificó: misceláneas, estéticas, farmacias, tianguis, ambulantes, cualquier negocio. Vaya, hasta trabajadoras domésticas son víctimas (http://www.milenio.com/policia/la-nomina-de-la-delincuencia-hasta-empleadas-del-hogar).

El modus operandi. Ada Irma Cruz, presidenta de la Canacope: "Supuestos integrantes de cárteles se acercan a los comerciantes y a cambio de no robarlos, secuestrarlos, o asesinarlos, piden una cuota semanal. Grupos de 3, 4, 5, o hasta 10 llegan en motos o camionetas y amedrentan a golpes a los dueños o gerentes de los lugares.”

El tal David “N”, El Pistache, líder del cártel La Unión Tepito, tenía una red de extorsión. Ordenaba ataques con arma de fuego para obtener sus cobros de piso. Tenía más de 500 narcomenudistas y vaya usted a saber a cuántos policías en su nómina, un batallón de gatilleros para despojar a quien fuera. Negocios de Polanco, Condesa, Roma, Juárez y San Ángel pagaban. El tipo, impune, vivía en un lujoso complejo, High Park Santa Fe: alberca, gimnasio, jardín, pádel y business room, por si ocupaba contar lo robado ahí.

La extorsión es el delito de los huevones: no hacen nada seis días a la semana y, pistola en mano, cuerno de chivo en la troca, el séptimo día mandan a sus monstruos para que despojen de su dinero a quienes sí trabajan.

Dicen el jefe de Gobierno, el procurador y el jefe policial que si la gente no denuncia en la Procuraduría no pueden combatir el delito (http://www.milenio.com/policia/denunciar-extorsiones-piden-amieva-garrido-collins). Ajá, como don Efrén, que denunció una y otra vez… y fue ejecutado (http://www.milenio.com/policia/don-efren-pago-con-su-vida).

Que atiendan quejas anónimas, protejan a esa gente, y se pongan a investigar. En buena medida El Pistache fue capturado por la Marina, la Agencia de Investigación Criminal y la PF gracias a una denuncia de ese tipo…


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.