• Regístrate
Estás leyendo: La miseria, otro fracaso presidencial (1982-2014)…
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 07:59 Hoy

Doble fondo

La miseria, otro fracaso presidencial (1982-2014)…

Juan Pablo Becerra-Acosta

Publicidad
Publicidad

En la columna anterior abordé el problema de la pobreza de ingresos (gente cuyos recursos se encuentran por debajo de las líneas de bienestar y de bienestar mínimo): afectaba a 55% de la población en 1982, al concluir el sexenio de José López Portillo, y ahora, 33 años después, casi a la mitad del sexenio de Enrique Peña Nieto (medición hasta 2014), abarca a 53.2% de los mexicanos. Tres décadas de fracaso para el Estado mexicano.

Y con la miseria, ¿qué ha pasado? Algo similar…

Los más pobres, los que sobreviven con un ingreso inferior a la línea de bienestar mínimo (con recursos apenas para alimentarse) subieron, de 23.5 millones hace dos años a 24.6 millones en 2014.

Medidos de otra forma los miserables, como quienes yacen en pobreza extrema, bajaron de 9.8% en 2012, a 9.5% en 2014, tres décimas menos. Descendieron de 11.5 a 11.4 millones, solo 100 mil mexicanos menos. Cuantificados los paupérrimos como quienes padecen hambre, “carencia por acceso a la alimentación”, eran 27.4 millones en 2012 y ahora son 28 millones, 600 mil más.

Pero, otra vez, no es un problema nada más de este sexenio: una gráfica de la Secretaría de Desarrollo Social detalla que la gente en pobreza alimentaria representaba e 23% al final del gobierno de López Portillo (1982), y ahora, con los nuevos datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, esos mexicanos en miseria alimenticia, hasta 2014, son… 23.4%. El mismo porcentaje.

Como apunté hace una semana, y retomó Jorge G. Castañeda en estas páginas, hubo descensos en la pobreza de ingresos durante los sexenios de Ernesto Zedillo (de 69% a 53.6%) y Vicente Fox (de ese 53.6% a 42.7%). También ocurrió con la miseria: bajó de 37.4% a 24.1% (Zedillo) y de 24.1% a 13.8% (Fox).

Más llamativo aún, entre 1950 y 1982, la pobreza bajó de 88.4% de la población (1950) al 55% (1982). ¡Más de 33 puntos porcentuales! Y la miseria descendió de 64.3% (1956) a 23% (1982). ¡Más de 41 puntos porcentuales!

¿Qué funcionó para combatir la pobreza y la miseria en los sexenios de Miguel Alemán Valdés, Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría y José López Portillo?

Los especialistas en el tema, más allá de lo que redactemos comentócratas como Castañeda o yo, deberían revisar meticulosamente lo que el Estado hizo en esos 32 años. ¿O falsearon las cifras todos esos presidentes, al igual que Zedillo y Fox?

No me extrañaría (las mediciones de la pobreza adquirieron independencia hasta 2008 al seno del Coneval), pero no estaría por demás desmenuzar lo ocurrido en esos periodos, porque, independientemente de que ha habido algunas mejoras sexenales (que luego rebotaron para mal), en los últimos 30 años el fracaso sí ha sido rotundo: al final México tiene los mismos niveles de pobreza y miseria que en los 80…

jpbecerracostam@prodigy.net.mx

http://twitter.com/jpbecerraacosta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.