• Regístrate
Estás leyendo: La mentirota de los "bad hombres" de Trump…
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 08:03 Hoy

Doble fondo

La mentirota de los "bad hombres" de Trump…

Juan Pablo Becerra-Acosta

Publicidad
Publicidad

En la edición de MILENIO de este lunes publicamos un trabajo de mi compañera periodista Lorena López que nos da cifras como estas:

—El gobierno de Estados Unidos ha deportado a 17 mil 926 mexicanos desde que Donald Trump tomó posesión como presidente de Estados Unidos. Esto es, entre el 20 de enero y hasta el 28 de febrero pasado. En la mayoría de los casos (86.2%) el motivo de la expulsión fue haber cruzado ilegalmente la frontera o estar en Estados Unidos sin papeles. Solo 5.3 por ciento de los deportados son los llamados bad hombres de Trump, aquellos que cometieron algún delito grave como secuestro, por drogas o uso indebido de armas.

Una y otra vez, desde que era candidato, Trump dijo que expulsaría a criminales. Y ya en el poder, ha dicho reiteradamente que los deportados son fundamentalmente delincuentes, que sus funcionarios están haciendo un gran trabajo porque han deportado malhechores.

La realidad, en un mes y medio de Trump al frente de la presidencia, es diferente, como documentó Lorena: ocho de cada diez mexicanos fueron deportados por su estatus migratorio: no mataron, no traficaron droga, ni pertenecían a una pandilla criminal. Solo iban en búsqueda del idílico sueño americano cuando los capturaron. O, al ser detenidos, ya trabajaban en Estados Unidos con ese fin.

Los datos que publicamos revelan que, durante enero de 2017, el principal motivo de repatriación de mexicanos, con 85.2 por ciento, fue la entrada ilegal a ese país, mientras que solo 5.8 por ciento fue acusado por delitos vinculados con drogas, secuestro y armas. Además, 1.8 por ciento tuvo cargos por violencia, rubro que incluye casos domésticos y peleas que no están relacionadas con el crimen organizado. Al resto de los paisanos los regresaron por faltas menores.

Para febrero, las cifras no variaron mucho: los mexicanos deportados acusados por delitos como secuestros, tráfico de drogas o uso ilegal de armas representaron solo 4.8 por ciento del total. Los paisanos que fueron deportados por cruzar ilegalmente la frontera representaron 86.7 por ciento.

No decimos que no haya mexicanos criminales allá: en esta misma edición mis compañeros reporteros Vanessa Job y Humberto Ríos Navarrete narran la historia de un bad hombre que traficaba cocaína en Estados Unidos y fue deportado, pero la mayoría de los expulsados hasta ahora son gente trabajadora.

Con más razón, el Estado mexicano debe enfocar todos sus esfuerzos, todos sus recursos, en brindar apoyo legal a esos mexicanos que trabajan honradamente en Estados Unidos. Ellos quieren aquedarse allá, con sus familias. No quieren discursos ni fotos con funcionarios, necesitan auxilio jurídico. Sí, laboran sin documentos, pero no son delincuentes. Hay que combatir legalmente al energúmeno de la Casa Blanca, que no pasa día sin crear realidades alternativas.

Fake news, lo de los bad hombres expulsados de Trump, lo de que la mayoría de los deportados son criminales…

jpbecerra.costa@milenio.com
Twitter: @jpbecerraacosta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.