• Regístrate
Estás leyendo: Hay non gratos, hay quienes joden y hay corridos…
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 21:52 Hoy

Doble fondo

Hay non gratos, hay quienes joden y hay corridos…

Juan Pablo Becerra-Acosta

Publicidad
Publicidad

Desde que tengo memoria acerca de asuntos políticos, ningún presidente de la República ha explicado jamás los argumentos por los cuales remueve de su puesto a un subordinado. No tenían alguna razón para haberlo hecho de otra manera: es potestad de quien ejerce la Presidencia quitar y poner en su gabinete a quien desee, sin darle cuentas a nadie.

“El funcionario equis renunció por motivos personales”. “El presidente le aceptó su renuncia a la funcionaria zeta”. No ha habido más durante décadas. Tampoco en los enroques dentro del gobierno, de cualquier gobierno. Solo escuetos comunicados y especulaciones.

A veces las razones del despido han sido evidentes, como en el caso reciente del ex secretario de Hacienda Luis Videgaray, que se equivocó en sus actividades de canciller improvisado al convencer a Enrique Peña Nieto de invitar a Donald Trump a México, a Los Pinos.

No estaría mal cambiar esa actitud y que el halo de misterio que despiertan los movimientos gubernamentales quedara sepultado para siempre, junto a los rumores de todo tipo que despiertan esas modificaciones. Enrique Peña Nieto pudo transformar ese hábito palaciego, pero no lo ha hecho hasta ahora.

Por ejemplo: ¿por qué fue removida de su cargo Arely Gómez? ¿No lo estaba haciendo bien? ¿Causó algún problema? ¿Se tardó en algo? ¿Su desempeño fue sobresaliente pero hubo algún motivo, algún error, para que culminara su ciclo en la PGR? ¿Por qué nombrarla en la Secretaría de la Función Pública? ¿Gracias a ella muchos delincuentes fueron capturados y se espera que ahora cace a un sinfín de funcionarios corruptos? ¿Por qué su papel sería distinto al del eminente caballero Virgilio Andrade?

Parece que en el lentísimo camino hacia una plena transparencia los ciudadanos todavía no merecemos escuchar motivos, razonamientos de esa índole. ¿O nos va a decir el Presidente por qué propuso al nuevo procurador? ¿Es buen abogado, buen constitucionalista y eso garantiza que sea un buen persecutor de criminales? ¿Pretende que más adelante sea fiscal, o es un puesto temporal? ¿No importa que le critiquen su cercanía y militancia partidista?

Vivimos tiempos de gente que es declarada non grata no solo por ciudadanos, sino hasta por militantes y dirigentes su propio partido, como el gobernador con licencia priista Javier Duarte o el otro ex gobernador, el panista Guillermo Padrés. Vivimos tiempos de políticos que definitivamente sí se levantan pensando cómo joder a los demás, ya sea a través de mil formas de hurtar recursos, o de mil maneras de evadir sus responsabilidades, como lo hacen tantos funcionarios que tendrían que combatir la inseguridad.

Tal vez un día. Mientras tanto, solo hay eso: non gratos, jodedores y corridos…

jpbecerracostam@prodigy.net.mx

twitter.com/@jpbecerraacosta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.