• Regístrate
Estás leyendo: Corral o Peña Nieto, alguien miente…
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 03:01 Hoy

Corral o Peña Nieto, alguien miente…

Publicidad
Publicidad

Como suele suceder en política, alguien miente.

Alguien miente en la disputa por recursos públicos entre el gobierno federal (del priista Enrique Peña Nieto) y el gobierno de Chihuahua (del panista Javier Corral). Chihuahua dice que no le entregan los recursos que deberían darle, en represalia porque investiga corruptelas del ex gobernador priista César Duarte. La Secretaría de Hacienda dice que es falso, que sí le entregan, y mucho. Veamos lo que hallé en la página de México Evalúa (“Centro de pensamiento enfocado en evaluar el ejercicio del gobierno en México”) (http://mexicoevalua.org/2018/01/18/cuestion-colores-una-mirada-al-caso-chihuahua/), en un trabajo de Mariana Campos, que es coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa; Liliana Ruiz, que es investigadora del mismo programa, y Alejandro García, que también es investigador ahí. Ellos se pusieron a revisar datos (que también publicaron en el portal Animal Político) y encontraron que:

“La SHCP opera algunos programas y fondos, a través del llamado Ramo 23, Provisiones Salariales y Económicas, que no tienen lineamientos legales para funcionar, pero gastan decenas de miles de millones de pesos cada año. El Ramo 23 no está regulado en ninguna ley. Hacienda decide cuánto se gasta a través de estos programas, quién recibe las trasferencias, por qué las recibe, cuánto recibe y cuándo las recibe. Todo esto sin tener que obedecer reglas ni criterios preestablecidos en normativa”.

Es decir, que el gobierno federal usa fortísimas cantidades de recursos como se le da la gana. Pero no solo el actual gobierno priista: “Cabe anotar que esta discrecionalidad no es exclusiva de esta administración; también se ha manifestado en sexenios anteriores”, precisan los colaboradores de México Evalúa. También hallaron que:

“Existen por lo menos tres fondos en este ramo que no tienen reglas claras y no cuentan con criterios establecidos para entender cómo se asignan los subsidios a las entidades federativas”. Tres fondos que se consideran “discrecionales”, que cualquier gobierno federal puede usar como se le antoje, ya que no tenían ni tienen reglas claras de operación, y que fueron usados para llenar las arcas del gobierno de Duarte: 1) Programas Regionales, 2) Contingencias Económicas y 3) Fortafin (Fortalecimiento Financiero para Inversión).

Para que usted tenga idea de cómo circula la lana política, solo al Fortafin se le aprobaron recursos en 2017 por 3 mil 244 millones de pesos y a septiembre de 2017 llevaba ejercidos… 32 mil 806 millones de pesos, “10 veces más de lo que aprobó el Congreso”.

Pero veamos el caso Chihuahua: en 2010 (gobierno estatal PRI, gobierno federal PAN) recibió 240 millones de pesos. En 2011 (gobierno estatal PRI, gobierno federal PAN) recibió 244 millones. En 2012, año electoral (gobierno estatal PRI, gobierno federal PAN) le recortaron a 40 millones. En 2013, ya con gobiernos priistas en lo federal y estatal, los recursos se dispararon a… 794 millones. En 2014 igual, a 790 millones. En 2015, algo sucedió, bajaron a 252 millones. En 2016, año electoral, se los multiplicaron a Duarte hasta… mil 531 millones. Y el año pasado, con un nuevo gobierno estatal (PAN), el gobierno federal (PRI) redujo los recursos a… $61 millones.

O los datos de México Evalúa son imprecisos y Corral miente, o miente el gobierno de Peña Nieto a través de la Secretaría de Hacienda. En cualquier caso, es una barbaridad el uso discrecional de dinero del gobierno federal con aparentes tintes políticos…

jpbecerra.acosta@milenio.com
Twitter: @jpbecerraacosta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.