• Regístrate
Estás leyendo: ¿Alguien se hace cargo de la autopsia del PRI?
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 04:24 Hoy

Doble fondo

¿Alguien se hace cargo de la autopsia del PRI?

Juan Pablo Becerra-Acosta

Publicidad
Publicidad

El 2 de mayo, René Juárez Cisneros fue designado al frente del PRI. Nunca entendí esa decisión de José Antonio Meade (asumo que avalada por el presidente Enrique Peña Nieto). Faltaban dos meses para la votación, las encuestas lo ubicaban en un lejanísimo tercer lugar, se necesitaba al frente de ese partido un genio que pudiera detonar un verdadero milagro electoral o, al menos, un operador que pudiera llevarlo al segundo lugar.

René Juárez no tenía esas credenciales: fue electo gobernador de Guerrero en 1999, luego de unos comicios que casi pierde (apenas venció con 49.6% de los votos, contra 47.9% de Félix Salgado, del PRD). Durante su gobierno, a través de un decreto, el 588, publicado el viernes 13 de junio de 2003, se le ocurrió la genialidad de dividir en dos el municipio más pobre del país, Metlatónoc, para que dejara de ser el más miserable, y así surgió Cochoapa el Grande que, dos años más tarde… se convirtió en el más paupérrimo.

Así que en 2005 perdió su sucesión: por primera vez el PRI era derrotado a nivel estatal en uno de sus bastiones más fuertes. Juárez le entregaba la estafeta al empresario Zeferino Torreblanca, candidato del PRD, quien vapuleó con 55.1% al candidato priista Héctor Astudillo, que solo logró 42.1%. Además, el PRI perdió la mayoría en el Congreso local.

Luego de los resultados del 1 de julio, al menos René Juárez tuvo la dignidad de renunciar a la dirigencia del PRI. No he visto que alguien más haya hecho una buena autocrítica. ¿Meade? ¿Peña Nieto? ¿Aurelio Nuño? ¿Enrique Ochoa? ¿Luis Videgaray? Toc-toc. ¿Alguien? Además de Juárez, ¿alguien se hace cargo de la peor derrota del PRI?

Mi compañero reportero Israel Navarro publicó el martes pasado la autopsia del PRI peñanietista: durante su gobierno perdió 14 gubernaturas, la mayoría de legisladores en el Congreso de la Unión, y también en varias cámaras locales. En 2012 controlaba 21 estados y 51% de la lista nominal. Ahora gobierna 12 entidades y 34% del electorado. Los únicos territorios que pudo arrebatar a la oposición fueron Sonora al PAN, Guerrero al PRD, Sinaloa a la alianza PAN-PRD, y Oaxaca a la misma coalición. Perdió Tabasco, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, Aguascalientes, Durango, Chihuahua, Quintana Roo, Tamaulipas, Veracruz, Nayarit, Jalisco, Chiapas y Yucatán. Ni siquiera es fuerte ya en el Estado de México, donde solo ganó 23 de 125 alcaldías. En el Congreso estatal apenas obtuvo una diputación por mayoría relativa. Tras 80 años de hegemonía, perdió el control de Hidalgo, donde Morena arrasó con el Congreso local y las principales ciudades, como Pachuca, de donde es oriundo el ex secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong.

En el Congreso de la Unión, en 2012, ganó la mayoría, con una bancada de 204 diputados y 48 senadores. Ahora solo tendrá… 45 diputados y 13 senadores.

En fin, René Juárez le dijo a Israel que si el partido no entiende el mensaje que le mandó la ciudadanía, estará en vías de “extinguirse”. Afirmó que se debe poner en la mesa de discusión absolutamente todo: el nombre, las siglas, los colores, los documentos básicos.

¿Alguien? ¿O ahora sí se extinguirá el dinosaurio?

jpbecerra.acosta@milenio.com
Twitter: @jpbecerraacosta

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.