• Regístrate
Estás leyendo: Secretaría de Cultura
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 06:07 Hoy

Columna de Juan Noé Fernández Andrade

Secretaría de Cultura

Juan Noé Fernández Andrade

Publicidad
Publicidad

El anuncio del presidente Enrique Peña Nieto, de que presentará una iniciativa de ley para crear una Secretaría de Cultura, ha levantado comentarios a favor y en contra. Nada que sorprenda. El tema, por su naturaleza, es polémico, debatible.

Nada le podrá quitar el carácter ideológico, pese a que, de origen, no tendría por qué serlo dado el espíritu libertario que tiene, para bien o para mal, el aliento de la creación humana.

Habrá quienes estén a favor o en contra, habrá quienes apuesten a que la cultura siga en su línea de flotación; otros desearían que lo referente a la cultura, su concepto, gestación, rescate, promoción, difusión y rumbo sea sufra cambios radicales.

Las políticas culturales (federales, estatales, municipales o del sector privado), no acaban de satisfacer, de atrapar a la gente; se queda en la periferia de su propio círculo, cubriendo apenas parcialmente las exigencias de la población.En el planteamiento hecho, según se informó, los recursos económicos de la futura secretaría estarían limitados, y uno de sus objetivos sería evitar la duplicidad de funciones.

¿Cómo entender esto? La cultura nacional, de las más profundas y reconocidas en el mundo, pese a los sinsabores, nos viste de orgullo a propios y extraños. Sin embargo, no ha sido ese factor capaz de sensibilizar a la sociedad y reforzar nuestra mexicanidad (exceptuando en septiembre), nuestro conocimiento cercano a lo que somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos.

La cultura no ha provocado que respetemos al país. Y aún peor: que lo aprendamos a amar. Su trascendencia no ha llegado a ser ese elemento puntal en la democratización de México. Diseñar, planificar y ejecutar un trabajo cultural que permita observar, detectar, apoyar y promover de manera incluyente el talento existente en nuestra geografía, es la tarea.

Más una infaltable voluntad política.Ignoro si procede o no una Se-cretaría de Cultura.

Como política gubernamental, en este tiempo, apenas unos pincelazos de esto y de lo otro, es más de eventos y fiesta que de política pública. Así, ni como secretaría ni con más dependencias oficiales podrán cumplir su encargo social.



ferandra5@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.