• Regístrate
Estás leyendo: Por la borda
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 19:31 Hoy

Columna de Juan Noé Fernández Andrade

Por la borda

Juan Noé Fernández Andrade

Publicidad
Publicidad

Los sábados 26 de julio y 2 de agosto, publiqué esta columna acerca del tema de la cultura en Torreón (con el título de ¿Y entonces?). Vía correos, mensajes y llamadas telefónicas, lectores y conocidos ahondaron en el comentario y me informaron de más detalles sobre el tema. Algunos, claro, rayando en el chisme o queriendo sangrar y zanjar más la herida. Sólo los leí y los escuché. Hasta ahí. Pero hubo quienes achacan, no sin razón, al periodismo –en este caso al cultural- aunque sea una partecita de los problemas que han anidado en el medio cultural lagunero, y de manera concreta en Torreón, tanto oficial como privado.Palabras más palabras menos, creen que la ausencia de crítica, pero de una buena crítica, razonada, conocedora, casi experta en las distintas disciplinas artístico-culturales, es parte del problema en el sentido de que la cultura, en cuanto a su promoción y depuración, no crezca, no atraiga a más y no llegue aún a muchos más. Y, sí. Hace años que el periodismo, hablando del cultural, apenas se ocupa de difundir la cartelera de actividades que se calendariza en Torreón, Gómez Palacio, Lerdo y San Pedro (en este orden). Pero hasta ahí. Si acaso, de vez en cuando, aparecen entrevistas con algunos de los creadores y, más continuamente, con los encargados de la promoción y difusión de la cultura regional. En la contraportada del libro 25 Infamias culturales (Ediciones EF, 2008), se asegura: “En México no existe otra reportera cultural como Carmen García Bermejo: tenaz, incomplaciente, crítica, ajena a los juegos del poder, desconocedora de los peculiares intereses que absorbe a este gremio muy dado a las simpatías y favores intelectuales (…): su empeñosa escritura la exhibe como una cronista sin miramientos, acuciada de rigores informativos, distanciada de las debilidades disculpatorias del burocratismo institucional…”. Carmen vino hace tres años a dar una conferencia y un taller de periodismo cultural. Pese a que se corrió la invitación, ningún colega acudió. Como tampoco aceptan escuchar y aprender de otros excelentes periodistas especializados en diferentes áreas. Eso, la apatía, o el engreimiento, o la ignorancia, es causa también de los problemas que padecemos en el periodismo. Ninguno de nosotros está dispuesto a aprender, a capacitarse, a participar con humildad en lo personal, y mucho menos en lo colectivo. Creo que el privilegio de ser testigos de tantas cosas, lo seguimos echando por la borda.


ferandra5@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.