• Regístrate
Estás leyendo: Pagaron factura
Comparte esta noticia

Columna de Juan Noé Fernández Andrade

Pagaron factura

Juan Noé Fernández Andrade

Publicidad
Publicidad

Existe hoy un factor más que clave para las instituciones y la sociedad y es la comunicación política. Unas y otra estamos navegamos en una verdadera e increíble avalancha informativa que, en materia política, es incesante pero que también cansa y harta si se despliega con intereses ajenos o contrarios a lo que la gente espera y merece. En otras palabras, el periodismo por consigna, el que solo difunde parcialmente la voz de unos cuantos, de aquellos que históricamente actúan por conveniencia de grupo, no logra sino el efecto contrario a sus intereses.


Producir y comunicar información política en tiempos actuales en los medios tradicionales y en las redes sociales exige de otras formas y estilos, de nuevos y mejores contenidos, de presentarla bajo estrictos códigos éticos enmarcados por la responsabilidad, compromisos y relevancia que haga que esa comunicación sea, por tanto, bien recibida por una sociedad cansada de políticos corruptos y que exige rigor, honestidad y verdad en el periodismo y los periodistas. No hay secretos: o la prensa y los periodistas actuamos con ética y profesionalismo, o cada vez las personas nos abandonarán porque no creen en lo que les brindamos.


En buena parte esto sucedió en el proceso electoral recién celebrado en nuestro país. Ganó quien tenía que ganar, y con el margen que lo hizo, porque los electores, esa masa mal calificada y peor valorada por partidos y medios estaba harta no únicamente de ellos sino de la prensa y del trabajo de periodistas que deliberadamente los venían traicionando. Medios informativos capitalinos y de provincia, además de comunicadores(as) obedientes y parciales fueron factor clave en la decisión final del votante.


El desenlace de las votaciones no podía sr diferente al tamaño de lo sembrado durante muchos años y que traicionó la voluntad popular. La comunicación política falsa y manipulada pagó facturas. La lección debe ser aprendida: la buena prensa, con principios y valores éticos no puede ni debe abandonar a la sociedad. Conclusión: la comunicación política cómplice en medios también pagó su deslealtad.


ferandra5@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.