• Regístrate
Estás leyendo: Memorial ¿Dónde están?
Comparte esta noticia

Columna de Juan Noé Fernández Andrade

Memorial ¿Dónde están?

Juan Noé Fernández Andrade

Publicidad
Publicidad

Con absoluto respeto a las familias de las víctimas, y de acuerdo con lo expresado el jueves por la señora Silvia Ortiz en la ceremonia de presentación del Memorial ¿Dónde están?, no dejo de lamentar la falta de solidaridad, de unidad y apoyo de parte de la comunidad para con las personas que deben seguir viviendo a pesar de tan terrible tragedia.


Recuerdo cuando el empresario Roberto Rodríguez fue liberado tras cinco meses de haber sido secuestrado. Las autoridades invitaron a la prensa a conocer la finca donde lo mantuvieron una parte de su cautiverio.


Vi la casucha donde lo retuvieron allá en Las Julietas, y pensé que efectivamente el secuestro, rapto y desaparición forzada es lo peor que le puede suceder a un ser humano. Observar ese lugar e imaginar lo que sufren las víctimas fue algo tristísimo que me sacudió en lo más íntimo.


Lamento la falta de solidaridad y unidad con quienes padecen estos hechos, y lo sostengo porque no veo una mínima reacción social. En una sociedad de castas y racista como la lagunera metropolitana, es muy difícil. Incluso la cobertura mediática lo acentúa.


Así somos, es la condición humana. Incluso ni siquiera se puede comparar la ceremonia del jueves con la que hubo en noviembre de 2017 en la Alameda Zaragoza cuando el exgobernador Rubén Moreira inauguró el horrible e indigno memorial –por su ubicación y diseño y también por los desaparecidos en la región- y que, al acostumbrado estilo moreirista, hubo sillas, toldo, develó una placa y lanzó una perorata hasta insultante.


Hizo un espectáculo del dolor ajeno. Es complicado saber el número exacto de personas desaparecidas en Coahuila, pero el tesón de la señora Silvia, casi sola, debiera llevarnos a reflexionar en serio acerca de este problema que ha rebasado la capacidad de asombro en la Laguna, el estado y el país.


Confío en que ese memorial, con más sentido humano, ahí en el camellón de la prolongación sur de la calzada Colón, logre sensibilizar a más laguneros y fraternizarlos con las víctimas. Claro, sin el abaratamiento político y partidista que todo echa a perder. Bien por el alcalde Jorge Zermeño en este tema.


ferandra5@yahoo.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.