• Regístrate
Estás leyendo: ¿Y la inflación…?
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 06:47 Hoy

Mercados en perspectiva

¿Y la inflación…?

Juan S. Musi Amione

Publicidad
Publicidad

El tipo de cambio nos mantiene agobiados, ¡y cómo no! Cada devaluación lleva implícita la pérdida de valor de nuestra moneda y el poder adquisitivo. Si el peso y las demás monedas han perdido en promedio 30 por ciento frente al dólar estadunidense significa que ganamos 30 por ciento menos de lo que percibíamos en términos de dólares, pero no en términos absolutos.

También es válido decir que nuestro país luce para los estadunidenses 30 por ciento más barato; sin embargo, como vivimos en México y ganamos y gastamos pesos, esto no es así; efectivamente hay una pérdida, pero no de esa magnitud.

Hay ciertos productos, servicios y materiales que sí se contaminan con el efecto cambiario, pero no todos; además, las materias primas en su conjunto y su cotización internacional han perdido más que lo que se ha devaluado el peso.

Véalo en términos del petróleo: hace algunos años valía 110 dólares y el tipo de cambio rondaba 13 pesos, o sea, un barril valía mil 430 pesos; hoy el tonel está en 45 dólares y el tipo de cambio es de 18.50 pesos, o sea 832.50 pesos.

Aunque la moneda se ha devaluado más de 40 por ciento, el precio en pesos de un commodit que cotiza en dólares es 42 por ciento más barato; esto que ejemplifiqué con el petróleo aplica para muchas materias primas que les ha ocurrido lo mismo, se han abaratado en una proporción mayor que la devaluación frente al dólar.

En pocas palabras, mientras que el peso ha perdido 40 por ciento de su valor, el petróleo ha bajado 60 por ciento, dejando un impacto menor al de únicamente considerar la

evaluación del peso ante el dólar; es por eso que la pérdida del valor de compra o adquisitivo no es lineal.

Surge entonces la pregunta, ¿cuál es en realidad el efecto del tipo de cambio en la inflación?, empezaremos por recordar que la canasta básica es la que mide la inflación, según lo publica el Inegi, y resulta que en esa canasta hay un conjunto de bienes y servicios a los que el tipo de cambio no solo no ha afectado en 40 por ciento, sino que también ha habido una reducción en los precios que la integran.

Por mencionar algunos, tanto las tarifas de celular como las eléctricas han disminuido abruptamente, y éstas pesan mucho en la inflación.

Los productos agropecuarios tampoco han visto alzas significativas; respecto a los aumentos mensuales de la gasolina, solo ha habido uno en el año en curso.

Al día de hoy la inflación de 2016 se ubica en 2.54 por ciento y seguramente se acercará a 3 por ciento conforme avance el año, porque efectivamente en algunos productos el efecto tipo de cambio contaminará; 580 bienes y servicios conforman dicha canasta y la ponderación o peso específico de cada elemento es variable, hay desde agua, luz, papel, champú, transporte, aguacate, cebolla, jitomate, celulares, gasolina, cigarros y hasta, servilletas, por citar algunos. Como se ve, no en todos el tipo de cambio es determinante, por lo tanto, la discusión no es si la inflación publicada es cierta o no, sí lo es.

La discusión radica en si su canasta básica se parece a la del Inegi; seguro que no, y por eso está usted en lo correcto al notar un mayor aumento de precios.

info@cism.mx

@juansmusi

www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.