• Regístrate
Estás leyendo: Por qué sí me conviene repatriar!
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 07:16 Hoy

Mercados en perspectiva

Por qué sí me conviene repatriar!

Juan S. Musi Amione

Publicidad
Publicidad

Soy un convencido de que el esquema de repatriación es perfectible; sin embargo, es muy conveniente utilizarlo. Resulta que recientemente se promovió un decreto para regresar dinero que se fue a EU hacia México; como dije, perfectible, pero suficientemente bueno para animarse y hacerlo.

Brevemente les explico en qué consiste y por qué estoy a favor: las inversiones no declaradas —no importa desde cuándo— en EU tienen la posibilidad de volver a nuestro país con un impuesto mucho menor al que debiera pagarse y con una amnistía fiscal; este decreto, cuya fecha límite es 19 de julio, promueve el regreso de dinero a una tasa de 8 por ciento sobre las ganancias acumuladas durante los últimos 5 años.

Las reglas, platicadas de manera muy simple, establecen que ese dinero tiene que estar invertido en México, sin tocarse por lo menos dos años después de su llegada; otra posibilidad es utilizar esos recursos para la compra de maquinaria y equipo que conlleven a inversiones en negocios, de igual forma se permite la compra de un inmueble siempre y cuando éste sea utilizado para su renta.

Este decreto es conveniente, desde mi punto de vista, por tres razones fundamentales: 1. El dinero ya no se puede esconder, cada vez son más los países que firman acuerdos de intercambio de información entre sus respectivos sistemas hacendarios. Esto obedece a cuestiones de lavado de dinero, narcotráfico, y desde luego, terrorismo; no me cabe la menor duda que cada vez más naciones se van a adherir a estos convenios de intercambio de información, y en muy pocos años no existirá secreto alguno ni privilegio fiscal.

2. Hay un ahorro considerable, como dije en el párrafo anterior, si ya no te puedes esconder y prefieres paz mental, es mejor pagar 8 por ciento repatriando que vivir con el riesgo, o bien, si informas y declaras a la autoridad fiscal, le tendrías que pagar 34 por ciento, en pocas palabras, repatriando te ahorras 26 por ciento sobre las utilidades.

3. El dinero en México sí se puede mantener en dólares estadunidenses, sin el riesgo de que los “mexdolaricen” apegándose al decreto. Si uno trae ese dinero y lo quiere conservar en dólares, se pueden adquirir fondos de inversión mexicanos que invierten valores listados en EU, tanto de renta fija como de renta variable, es decir, aunque el vehículo sea mexicano, el subyacente en el cual el dinero se invierte está denominado en dólares norteamericanos, lo cual hace imposible que el más loco de los futuros presidentes mexicanos lograra convertir a pesos simplemente por un decreto.

Queda muy poco tiempo, y no creo que la prórroga se extienda; por lo que les recomiendo acercarse a un fiscalista y platicar con su asesor de inversiones de mayor confianza, para lo cual estoy a sus órdenes: @juansmusi.

info@cism.mx

@juansmusi

www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.