• Regístrate
Estás leyendo: La absurda guerra comercial
Comparte esta noticia

Mercados en perspectiva

La absurda guerra comercial

Juan S. Musi Amione

Publicidad
Publicidad

La guerra comercial no tiene ningún sentido ni viabilidad económica, al contrario, es un hecho que poner impuestos y/o aranceles a materias primas y productos repercute en precios más caros para el consumidor final.

El único fin que tiene la estrategia proteccionista del presidente Donald Trump es político, es hacerle creer a una base de ignorantes que votaron por él que, a través de estas tarifas, la gente tendería a consumir lo hecho en Estados Unidos y bajaría el consumo de las importaciones.

Sin embargo, mucho de lo hecho en este país tiene materias primas importadas, y por ende también lo hecho en Estados Unidos será más caro.

La base de votantes de Trump se siente honrada y no defraudada por un presidente que prometió regresar la industria y el empleo a EU, por lo que encuentran congruente este desastre comercial que ya ha escalado a 250 billones de dólares de importaciones chinas, y que en la misma proporción

China ha contestado a las importaciones norteamericanas.

Es cierto que pierde más China porque exportan mucho más productos chinos que lo que importan de artículos norteamericanos; de seguir escalando este monto, podría llegar un momento en el que China tenga que imponer otro tipo de sanciones, que incluso podrían llegar al ámbito diplomático, migratorio y social.

De momento, lo resiente más China, y lo que Trump pretende —como siempre— es aplazar y poner contra las cuerdas a sus adversarios para sacar provecho en una negociación en la que sus contrapartes, ante la desesperación, acaben cediendo; qué caro está pagando Estados Unidos la elección de un líder que ha renunciado a un sinfín de liderazgos que históricamente tenía.

Hoy esta nación apesta tanto en la ONU como en la OTAN, ya no forma parte del pacto de cambio climático de París y ahora hasta el G7 lo han apodado G6 +1.

Como era de esperarse, la reacción en los mercados bursátiles fue a la baja, porque insisto, no hay viabilidad ni justificación económica a la imposición de tarifas, es ciento por ciento un tema político que con fines electorales buscaría fortalecerse en las elecciones intermedias (Congreso en EU), y eventualmente en su reelección.

El populismo en el que ha caído EU, y puede caer México, consiste básicamente en “hacer propuestas carismáticas para llegar al poder por la vía democrática, para luego acabar con ella” —palabras de Enrique Krauze.

Es así como en medio de este ambiente hostil, aunque se siga trabajando y negociando el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) se antoja muy complicado, y si a esto le añadimos el tenso ambiente electoral, es muy probable que la volatilidad en México continúe.

Es posible ver al tipo de cambio un poco más arriba, por lo que creo que la oportunidad de vender a quienes ya traen una utilidad razonable, se está acercando.

Mañana hay junta en Banco de México (Banxico), muy probablemente van a subir tasas de interés, a 7.75 por ciento.

info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.