• Regístrate
Estás leyendo: El libro de AMLO/I
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 01:42 Hoy

Mercados en perspectiva

El libro de AMLO/I

Juan S. Musi Amione

Publicidad
Publicidad

Para quienes vamos a votar el año entrante, sin duda la actitud más responsable es conocer a fondo las propuestas de los candidatos que contenderán en la elección presidencial. Por ello me di a la tarea de leer el libro del “tradicional” posible candidato, Andrés Manuel López Obrador, y a continuación les comparto en este y los siguientes artículos una síntesis, crítica y conclusión al respecto. La primera parte tiene razón, es un diagnóstico de por qué estamos tan mal y por qué hemos llegado tan lejos en materia de corrupción e impunidad.

No le quito mérito a lo planteado; sin embargo, hablar a “toro pasado” y juzgar es relativamente sencillo para diagnosticar a este país y sus males; la redacción y la manera de describir cómo el gobierno y la iniciativa privada se han coludido para hacer grandes negocios, al igual que empresas y empresarios, es probablemente cierta.

Suena lógico cómo argumenta la manera en que se han elegido a consentidos en los sexenios para favorecerlos, y así ganar todos; arroja nombres de funcionarios y empresarios hasta el cansancio. Me parece bien si lo puede probar, y si lo hace, que devuelvan lo que se han robado y que los guarden en la cárcel; sin pruebas, me parece grave.

En esta primera parte critica la estructura de gobierno y cómo los funcionarios de todos los niveles roban; propone una reducción significativa del aparato burocrático y también una reducción hasta de 50 por ciento en los sueldos. Esta parte me parece ilógica, ya que reducir salarios a quienes ya de por si roban... pues lo harán más, además de que tendremos gente de muy baja preparación. Incluso me llama la atención que proponga esto, cuando él mismo pone tablas comparativas que nos ubican en la parte baja o mal pagada de funcionarios públicos con respecto al mundo; ¡pero qué tal roban!

No deberíamos estar en contra de tener servidores y funcionarios bien remunerados si son gente preparada, honesta, con vocación y en verdad trabajan por el beneficio del país; eso sí sería una gran inversión.

Igualmente me llama la atención que se centre solo en esa parte y no hable de una reforma política; la demasía de dinero que se va en campañas, partidos de todos tamaños y de reciente formación, diputados y senadores en número excesivo para el tamaño del país.

Habla mucho de la honestidad y de cómo ésta sería el eje de su mandato. La honestidad no es una cualidad, es un valor que se toma por sentado; vamos a pensar que él sí lo es (es una suposición), ¿el resto de su equipo y la gente allegada a él lo es?

Esta es la primera parte de tres, y me anticipo a decirle, si lo quiere conocer más a fondo, lea su libro. En lo personal encontré cosas que no me hacen sentido, otras tantas que sí, hay ideas que son muy buenas; ya le contaré, pero su ejecución es lo más importante. Prometer, diagnosticar y elaborar un plan es fácil; ¡lo difícil es detallar de qué manera se llevará a cabo!

info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.