• Regístrate
Estás leyendo: El difícil trabajo del Banco de México
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 05:51 Hoy

El difícil trabajo del Banco de México

Publicidad
Publicidad

Pues con la mala noticia de que la inflación no cedió terreno, y conforme avanzó el 2017 en lugar de ir hacia abajo, terminó por hacer su techo con la cifra que conocimos el día de ayer cerrando el año en 6.77 por ciento; aunque no fue extraño ni sorpresivo recibir esta nota, tiene grandes implicaciones en el manejo de la política monetaria por parte de Banco de México. Recuerden que el objetivo principal y único de nuestro banco central es combatir la inflación. Con esta cifra, lo que presagio es que Banco de México va a seguir siendo muy duro con la política monetaria o, en otras palabras, va a continuar subiendo las tasas de interés.

Banxico llevó la tasa de referencia hasta 7.25 por ciento y este año es probable que, en la primera mitad, llegue hasta 7.75 por ciento; lo que estoy asumiendo es que la primera alza de 0.25 puntos la va a llevar a cabo en febrero y probablemente la segunda en abril, después de que la Fed la suba en marzo.

¿Esta es una buena o una mala noticia? Desafortunadamente es mala, porque subir las tasas de interés solamente beneficia a aquellos que tengan inversiones porque mejoraría sus rendimientos, lo cual también implica una mayor estabilidad en la inversión local y extranjera en bonos emitidos por nuestro gobierno federal, pero es peor porque encarecer el costo del dinero se traduce en que quienes tengan créditos a tasas variables, cada vez que se dan estos aumentos tienen que destinar más de sus ingresos al pago mensual de sus obligaciones. También es mala noticia para la finanzas públicas del país que tienen que pagar un mayor premio a quienes nos financian.

Lo que acabo de describir es endurecer la política monetaria; buscar bajar la inflación a costa de un mayor precio de los créditos y del dinero para que la gente tenga menos para gastar, y con ello bajar la presión de subida de precios.

Si logramos mantener la inflación por debajo de 5 por ciento en 2018, así como mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), aunado a que gane un candidato distinto a Morena las elecciones presidenciales, existe entonces la posibilidad de que en la segunda mitad del año esta tasa de referencia de la que les he hablado comience a bajar, y entonces podríamos cerrar el año, de nuevo, en 7 por ciento en el que estábamos hace un par de meses. Si cualquiera de estas variables que comenté no salen en este sentido, muy probablemente las tasas seguirán subiendo también en la segunda mitad del año.

info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.