• Regístrate
Estás leyendo: Creatividad, imaginación e iniciativa
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 07:10 Hoy

Mercados en perspectiva

Creatividad, imaginación e iniciativa

Juan S. Musi Amione

Publicidad
Publicidad

Aislemos el factor externo, para bien o para mal; dejemos de hablar de lo que le pasa a Estados Unidos y qué decide la Fed, así como cuándo lo decide.

Hagamos a un lado a China con las preocupaciones sobre su desaceleración y burbuja bursátil; por último, prescindamos de la situación que priva en materia energética y lo que le pase al precio del petróleo en los siguientes meses y años.

Vamos a concentrarnos en México, aislando las fuerzas y variables globales, viendo cómo mejorar lo que hoy tenemos.

Tres acciones concretas: Revisión de la reforma fiscal

Empezaría por ampliar la base de contribuyentes, IVA generalizado; tasar diferente una canasta básica, pero al fin contribuyendo. Quienes ganan mucho pagan más, se diluye esta carga de pocos y se benefician los que menos tienen, con un gobierno que podría tener un gasto más importante en infraestructura, salud y educación.

Permitir deducibilidades, para fomentar la economía formal, la facturación y menos economía subterránea; bajar la tasa de ISR, con ello los contribuyentes de siempre contarían con más ingreso y, por lo tanto, gastarían más. Infortunadamente lo anterior es inviable en México porque nadie quiere asumir el costo político; esta es la mejor pero también la más impopular de las medidas, ya que ningún partido está dispuesto a perder la carrera a Los Pinos.

Blindaje comercial y de fronteras económicas

Reforzar las aduanas y ejercer todo el peso de la ley sobre las importaciones ilegales, fayuca, piratería y todas las formas de competencia desleal; somos muy injustos con la gente que hace bien las cosas, ya que quien se constituye, invierte, paga cuotas, genera empleos y paga impuestos es el malo del cuento; se le trata como evasor, ventajoso, se le acosa y extorsiona, y al tener tantos costos queda fuera de mercado frente a una economía informal que no conoce ni paga ninguna de esas cuotas —mucho menos impuestos—, y solo "corrompe" autoridades a todos los niveles.

Esto aniquila a la economía formal y de paso promueve la evasión, que con el punto uno sigue quedando libre de contribuciones.

Mayor seguridad

La inseguridad está dañando al país, desincentiva la inversión, tanto privada como extranjera, y al turismo. Trabajar en la seguridad, reforzarla y mejorarla promovería mucho más y mejor a México.

Firmas y empresarios hoy tienen que pagar un alto costo social, una fuerte carga fiscal y gastar mucho dinero en seguros y seguridad; por si esto fuera poco, en muchos casos hay cuotas por extorsión. Si existieran condiciones de mayor seguridad, no solo se harían más eficientes y competitivas las empresas, de paso tendríamos mucha más inversión extranjera directa y más turistas.

Es difícil cuantificar, pero estoy seguro de que mucha inversión privada, nacional y extranjera, se queda en el "papel", al no contar con un clima de seguridad aceptable. También millones de turistas no cristalizan sus deseos de venir a disfrutar de nuestro país, por la misma razón.

Sé que esto parece una carta a Santaclós, pero con honradez y ganas ¡sería algo posible!


info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.