• Regístrate
Estás leyendo: Ahorros malentendidos
Comparte esta noticia
Lunes , 25.06.2018 / 04:53 Hoy

Mercados en perspectiva

Ahorros malentendidos

Juan S. Musi Amione

Publicidad
Publicidad

Ante la posible llegada de un líder populista a la Presidencia de la República, me he dado a la tarea de estudiar sus propuestas e incluso de leer su libro, y así como no encuentro valor en sus propuestas, quisiera compartirle lo que a mi parecer son ahorros o propiedades mal entendidas.

1. Reforma energética. Él habla de la posibilidad de revisarla y cancelarla, cosa para lo cual necesitaría de la mayoría del Congreso; no la puede cancelar con un decreto por el simple hecho de que mencionarlo ahuyenta y desinhibe la confianza de la inversión en nuestro país, además de mal vender la propiedad de petróleo que sin la colaboración y sociedad de empresas con recursos y tecnología, simplemente es nuestro, pero nunca lo podremos extraer.

2. Cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). El actual aeropuerto es ineficiente, provocando enormes costos en la productividad del país.

Amenazar con cancelar la obra de infraestructura más importante del sexenio, no solo es populista, es negarnos la posibilidad de captar más turismo y más confianza para recibir a los extranjeros con un aeropuerto de primera que, sin duda, nos traerá muchos beneficios económicos.

La propuesta de aeropuerto alterno es de risa, inviable por donde se vea; es preocupante porque esto sí podría ser facultad del Presidente —cancelarlo o suspenderlo—, y qué va a ocurrir con todo el dinero invertido, así como todos los créditos otorgados.

3. Reducción de sueldos a la burocracia. Habla de un ahorro sustancial por mantener una burocracia excesiva y cara; probablemente sí es excesiva, pero comparada con países similares a nosotros, nuestra burocracia no paga bien.

Pretender tener ahorros contratando a gente que gane la mitad, se traduce en contratar personas menos competentes y preparadas, por lo que el apetito por robar y corromper sería aún mayor.

4. Mudar su residencia de Los Pinos a una más modesta. El costo de manutención de una residencia oficial en el presupuesto de nuestro país no es materia de discusión; ante un producto interno bruto (PIB) de 21.8 billones de pesos, ahorrarse la residencia oficial no es más que populista, ya que a nivel económico la contribución es insignificante.

5. Venta del avión presidencial. Otro tema taquillero pero de muy bajo impacto, ya que México siempre ha tenido y tiene el avión presidencial que merece el mandatario de nuestro país (avión que ordenó Calderón); cancelarlo o venderlo a estas alturas significa un costo financiero enorme.

info@cism.mx
@juansmusi
www.cism.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.