• Regístrate
Estás leyendo: Spam telefónico. Llamadas que son una lata
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 20:58 Hoy

La vida inútil

Spam telefónico. Llamadas que son una lata

Juan Miguel Portillo

Publicidad
Publicidad

Mi teléfono sonó y sin reconocer el número que aparecía en la pantalla accedí a contestar la llamada.

- Buenos días, ¿hablo con el señor Juan Manuel Portillo?– inquirió una voz joven.

-Juan Miguel –corregí–. A sus órdenes.

- Gracias señor Juan Manuel, le habla su servidor Iván Algarrobo del Grupo Financiero Banmex para darle una excelente noticia: en reconocimiento a las excelentes referencias bancarias que tenemos de usted en nuestro sistema, Banmex le ofrece una tarjeta de crédito totalmente preaprobada para que goce de los magníficos beneficios que tenemos en exclusiva para clentes preferentes como usted– ¿En cuál sucursal quiere recoger su tarjeta?– me dijo la voz en un tono tan leído como El Quijote.

- A ver, a ver, si tienen tan buenas referencias mías deberían por lo menos saber que mi nombre no es Juan Manuel sino Juan Miguel.

- Usted disculpe pero en mi sistema me aparece solo como Juan M y yo supuse que…

- En segundo lugar, me parece muy mala idea que me llamen en sábado a las 8 de la mañana. Anoche me desvelé hasta altas horas de la madrugada, trabajando por supuesto, y me duele la cabeza. Además no tengo por qué estarle contando estas cosas a usted.

- Lo entiendo señor… ¿José Miguel me dijo?, pero dígame, ¿quiere pasar a alguna sucursal por su tarjeta o prefiere que se la enviemos a su domicilio? Todo esto en atención al excelente comportamiento crediticio que nos arroja el sistema–, prosiguió la voz apegándose a su script al pie de la letra.

- Caballero, ¿su sistema no le arroja también que ya tengo una tarjeta de su banco y que no necesito otra?

- Ah, ya tiene una. Pero la tarjeta que yo le ofrezco le regala la comisión anual por el primer año.

- No me interesa el cobro de la comisión ni regalada.

- ¿Me podría decir la razón por la que no quiere tomar esta oportunidad única, señor… José Manuel?

- Ya se lo dije, porque ya tengo una tarjeta de crédito de ustedes y no me hace falta una más. ¡Además odio que me llamen los sábados a las ocho de la mañana y que me digan José Manuel, carajo!

No sé si a ustedes les ha sucedido algo como lo narrado pero a mí sí. Lo más inverosímil es que llamadas como ésas las puedo recibir varias veces al día y -el colmo- del mismo banco. Es el llamado Spam telefónico del que todos hemos sido blanco.

Por cierto, ¿sabían ustedes que el término Spam que hace referencia al correo o llamadas basura tiene su origen en un sketch para televisión del grupo británico de humoristas Monty Python? En dicho sketch se muestra a un restaurant donde todos sus platillos contenían como ingrediente infaltable esa rara pasta de jamón enlatada marca Spam. Durante este famoso sketch se repite tantas veces la palabra Spam que le dio fama mundial al jamón en lata como algo que abunda y que nadie quiere, tal y como sucede con el correo basura. Si has probado el Spam, sabes de qué hablo. Y si no lo has probado, estás a tiempo. No lo hagas.

De la misma forma soy acechado por representantes de desarrollos turísticos para extenderme una atenta y exclusiva invitación a un desayuno buffet totalmente gratuito para conocer sus nuevos condominios. El único costo que hay que pagar es sobrevivir con estoicismo a la charla en donde me querrán vender una propiedad de tiempo compartido. Estas sesiones son como luchas cuerpo a cuerpo: su cuerpo de ventas contra nuestro cuerpo con hambre que solo quiere desayunar gratis.

Hace tiempo que registré mis números telefónicos en el REPEP (Registro Público para Evitar Publicidad), un servicio de Profeco, pero esto solo parece que funcionó por un tiempo porque las llamadas han vuelto ha irrumpir en mis momentos de trabajo, ocio y descanso. He entrado de nuevo a la página del mencionado REPEP y aparecen mis números con el status de “activos” y efectivamente han estado muy activos, pero con el spam telefónico. También llamé a los números que ahí aparecen pero no contestan o no funcionan.

Esta vez me registraré en el AVSYDDJ (A Ver Si Ya Dejan De Joder).

@jmportillo

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.