• Regístrate
Estás leyendo: 2016-11-04
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 15:57 Hoy

Columna de Juan Manuel Rotter

2016-11-04

Juan Manuel Rotter

Publicidad
Publicidad

Acabo de ver en redes sociales a Paola Pliego, la esgrimista mexicana que perdió su derecho a participar en Juegos Olímpicos por dopaje, y confirmó que recibió la notificación oficial de su inocencia. A manera de resumen, Paola logró su calificación olímpica y fue pieza clave para que se lograra la de su equipo; sin embargo, en un Panamericano tuvo un control antidopaje, mismo que fue analizado en el laboratorio nacional que depende de la Conade, del cual se desprendió un analítico adverso, lo que es más entendible, un positivo, por lo que se activó el proceso que la marginó de participar en Río de Janeiro. Ella, junto con sus abogados, inició su defensa con la esperanza de aún participar en la máxima justa deportiva, pero eso no sucedió y hoy termina el proceso a favor de ella como atleta, evitando ya cualquier sanción.

Bienvenida la noticia, finalmente es muy positiva, aún cuando en el fondo lamento el desgaste y el efecto que tuvo el dejarla fuera de vivir el sueño que todo atleta de alto rendimiento tiene, que es participar en Juegos Olímpicos, más aún en una atleta que ha alcanzado resultados internacionales relevantes y que la ponían como potencial protagonista, con posibilidades de acceder a fases finales; no obstante, limpiar su imagen y evitar la sanción, la pone de nuevo en competencia, con juventud y con deseos de recuperar el terreno perdido. Desde el punto de vista deportivo, tengo la certeza que este mal momento girará en una historia virtuosa y del cual podrían desprenderse grandes resultados. Un ejemplo similar vivió Nuria Diosdado, quien por error ajeno a ella consumió una sustancia prohibida, lo cual le vino en una sanción, misma que tuvo que cumplir, pero tuvo la paciencia y hoy está en su mejor nivel y con extraordinarios resultados.

Creer que la noticia termina con el proceso legal sería muy ingenuo, estoy convencido que habrá consecuencias y debería haberlas, porque muchas veces no se terminan los procesos hasta el final, por temor a represalias; sin embargo, poco abonan a que el deporte de nuestro país funcione correctamente en todos sus ámbitos. Argumentar cualquier escenario sería especular, habremos de esperar el desenlace completo, ojalá blinde a la atleta para que pueda retomar su camino de éxitos y sirva también de ejemplo para todos quienes estamos en el mundo del deporte competitivo.
¿Ustedes qué piensan?

Facebook: rotterjm
twitter@jmrotter

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.