• Regístrate
Estás leyendo: ¿Qué sigue para las fuerzas armadas?
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 17:06 Hoy

Cadena de mando

¿Qué sigue para las fuerzas armadas?

Juan Ibarrola

Publicidad
Publicidad

El triste papel del GIEI en el sentido de utilizar el ilegal intento de interrogar a los elementos del 27 batallón de infantería quedó en eso: un triste papel.

Dentro del colectivo nacional, el Ejército mexicano no tiene responsabilidad alguna en la desaparición y muerte de los 43 estudiantes normalistas. Jurídicamente, tampoco tiene responsabilidad el Ejército. No tendrán que lidiar ni vivir con eso dentro de los próximos años. Desafortunadamente, el crimen de Iguala quedará como crimen de Estado, ya que fue el propio Estado quien lo elevó a esa categoría.

Lo que sigue para las fuerzas armadas es seguir combatiendo a la delincuencia.

Aun y a pesar del desgaste de soldados y marinos, no podrán salir de las calles, debido a que no existe una estrategia nacional, estatal, ni mucho menos municipal que les permita, de manera paulatina, regresar a sus cuarteles. Lo que sigue para los de tierra, mar y aire es solucionar de manera frontal lo que los civiles debieran, a pesar de que no tienen ni la menor idea de cómo enfrentarlo.

Lo que sigue para soldados y marinos es convivir con el escrutinio social, mismo que tanto el general Cienfuegos como el almirante Soberón promueven, es decir, los altos mandos militar y naval han convertido en fortaleza la denuncia, la crítica y, por supuesto, las dudas en torno al rol que tienen los militares en este país. Sigue para las fuerzas armadas un mejor momento en ese sentido; un momento donde serán ellas quienes difundan los delitos que sus elementos puedan cometer, a la vez de utilizar de manera pronta y expedita lo que las leyes militares y civiles indiquen para cada caso.

Lo que sigue para las fuerzas armadas es ya no permitir que la mentira ni la hoguera de las vanidades políticas sean utilizadas como descrédito para el instituto armado.

Lo que sigue para soldados y marinos es demostrar que no solamente sus acciones se limitan a perseguir delincuentes y apoyar a la sociedad en casos de desastre. Sedena y Semar son las instituciones con mayor presencia nacional y de ahí, un potencial enorme en materia social, económica y por supuesto política. Que se entienda bien, si alguien tiene conocimiento de cómo se comporta este país en sus tres vertientes medulares son los militares.

Lo que sigue para las fuerzas armadas ante el momento electoral que está por culminar es continuar con el liderazgo que solo la lealtad institucional les puede dar, a diferencia de los nuevos actores que gobernarán en 12 estados de la República.

Lo que sigue para soldados y marino es seguir siendo la única solución.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.