• Regístrate
Estás leyendo: ¡Otra vez Tlatlaya!
Comparte esta noticia
Miércoles , 19.09.2018 / 03:25 Hoy

Cadena de mando

¡Otra vez Tlatlaya!

Juan Ibarrola

Publicidad
Publicidad

Y dale ¡pues!

No se han liberado militares en el caso de Tlatlaya porque exista impunidad en el tema o bien porque se quiera proteger a los involucrados. Sucede que diferentes grupos, entre ellos el Centro Pro DH, no están acostumbrados a que la justicia en México sea pronta y expedita y de ahí que se confunden y confunden a quienes los siguen.

La Procuraduría General de Justicia Militar es efectiva en 98 por ciento de los casos que atrae. La justicia civil solamente puede concluir 6% de todo lo que le llega. Alguien dirá ¡No se pueden comparar las cargas de trabajo!; sin embargo, ya han pasado prácticamente dos años del tema Tlatlaya y la justicia civil no logra comprobar la culpabilidad de los tres soldados que están a disposición del juez cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

Esta semana, el juez sexto militar adscrito a la Primera Región Militar determinó que un oficial y seis elementos de tropa no son culpables ni penalmente responsables —todo relacionado con Tlatlaya— por el delito de infracción de deberes militares correspondientes a cada militar según su comisión o empleo, ordenando su inmediata libertad.

El 14 de octubre de 2015 el mismo juez militar —dentro de la causa penal No. 338/2014— dictó sentencia contra un oficial por el delito de desobediencia imponiéndole la pena de un año de prisión, misma que ya se dio por cumplida y entonces sale libre de ese proceso.

También se dictó auto de libertad a favor de un oficial y tres elementos de tropa por no poderles comprobar delitos de ejercicio indebido de servicio público, abuso de autoridad y encubrimiento en la hipótesis de no procurar impedir la consumación de un ilícito.

Los militares del caso Tlatlaya a quienes se les dictó auto de formal prisión se encuentran internos en la prisión militar ubicada en el Campo Militar No. 1-A, de Ciudad de México, a disposición del juez cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, para continuar con la prosecución de su proceso. Tomando en cuenta que el delito de homicidio calificado que se les atribuye es considerado como grave, no tienen derecho a solicitar el beneficio de la libertad provisional bajo caución.

En resumen, los militares se aplican para aplicar la justicia, entonces más de uno en este país se sorprende de que así sea.

Si la cosa fuera pareja, entonces los militares detenidos en México también podrían convertirse en víctimas, tal y como lo hacen los delincuentes.

jibarrolals@hotmail.com
@elibarrola

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.