• Regístrate
Estás leyendo: Las fuerzas armadas en el futuro inmediato
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 09:13 Hoy

Cadena de mando

Las fuerzas armadas en el futuro inmediato

Juan Ibarrola

Publicidad
Publicidad

El candidato que resulte ganador a la Presidencia de México debe darse cuenta de lo importante que ha sido la construcción de relaciones militares entre México y Estados Unidos, las cuales sin duda se encuentran en su máximo histórico.

La concordancia, la cooperación y el intercambio entre los ejércitos de tierra, mar y aire de ambos países fortalecen la seguridad regional, situación que les garantiza, además de la línea de defensa en términos estrictamente militares, geoestrategia en aspectos diplomáticos, comerciales, sociales y por supuesto migratorios.

Lo contundente de las recomendaciones de James Mattis, secretario de Defensa de EU, sin duda motivó en Trump la revocación de la orden que separa a los menores migrantes de sus padres.

Mattis mantiene una relación personal con los secretarios de Defensa y Marina de México y en verdad es un aspecto que el próximo presidente electo debe considerar antes de ser constitucional.

Ojalá el candidato ganador se dé cuenta de la importancia de apoyar la Ley de Seguridad Interior; si no lo hace, entonces lo vivido en la materia en los últimos 12 años será un cuento de niños.

De no fortalecer a los militares, el primer año de gobierno del próximo sexenio será, más que violento, caótico, y en las fuerzas armadas sí se tienen soluciones, siempre y cuando se les permita actuar y operar en paralelo a la reconformación de los cuerpos policiacos y en la reconformación del papel que tiene la delincuencia hoy. Por supuesto debe comenzar a devolver a la autoridad su verdadero valor.

Ojalá los próximos nueve gobernadores —con los restantes ya en funciones— comprendan la gravedad de seguir en la delgada línea de no enfrentar de manera real a la delincuencia y sus efectos.

Ojalá los más de mil 600 nuevos alcaldes que surjan de esta elección comprendan que no pueden ser ajenos a su obligación de proteger a sus gobernados.

Sin el apoyo de las fuerzas armadas, tal y como lo están brindado ahora, las cosas se van a descomponer.

Lo que falta es la comprensión de quienes ganen la Presidencia, gubernaturas y alcaldías por trabajar coordinadamente y sin pretextos, desde que sean electos, con los militares.

Para quienes ganen el 1 de julio el futuro es inmediato al día que tomen posesión. A partir de ello, si no lo entienden, no podrán culpar o responsabilizar a los militares.

La nación será quien se los demande.

jibarrolals@hotmail.com

@elibarrola

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.