• Regístrate
Estás leyendo: Sin Rafael Márquez es mejor
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 21:17 Hoy

Sin Rafael Márquez es mejor

Publicidad
Publicidad

El romanticismo provoca agradable emocionalidad que a su vez favorece a la industria del entretenimiento. Todo se comprende respecto a Rafael Márquez. Muy aparte de su “asunto personal” el atlista ya no aporta ni a su equipo y menos a la Selección Nacional. Comprender esto es complicado; aceptarlo es más. Las decisiones de los directivos del Atlas, las de Romano y las del Tricolor, parecen tener una misma forma aunque en el fondo intenten esconder la verdad. Pueden negarse a reconocer esto.

El apellido Márquez pesa pero ya no aporta al juego eficiente. La experiencia (años acumulados) jamás va a estar por encima de las facultades. Las distintas capacidades se requieren a tope, en su máxima expresión; y Rafael Márquez ya no las tiene ni para el Atlas ni para México. Es una decisión compleja que alguien debe tomar para bien de todos, incluyendo a la mercadotecnia.

Si en la Selección Mexicana piensan colocarlo como primer auxiliar de Juan Carlos Osorio, adelante. Ahí rinde más. Caer en la tentación de meterlo al campo, con los rojinegros o con los verdes, es ir contra el óptimo rendimiento del equipo. Atlas no necesita enemigos gratuitos y ni está para cumplir “fantasías” de sus seguidores o de su prensa.

Es conveniente ser “fiel” a los principios elementales de la efectividad de alto rendimiento.

Bajo la conciencia de que esto podrá incomodar porque disentir es parte del arte del futbol, la consigna es medir las consecuencias de los hechos presentes, consecuencias que en Atlas, ya se sufren. Por lo tanto; es sano aprender del club para que no repercuta en el Equipo Mayor. El “papeleo y las averiguaciones” podrán ayudar a Osorio pero no al Atlas. Sin Rafael Márquez es mejor.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.